Ser madre o padre no es nada fácil y la gran mayoría quisiera que existiera un manual de cómo llevar este rol a la perfección ¿cierto?, pero lamentablemente no existe uno, sin embargo, si hay mucha información que podría ser de gran utilidad.

Criar a un niño puede resultar muy complicado, sobre todo cuando se trata de calmar sus berrinches pues nunca se sabe que es lo que quieren y muchos padres optan por lo más fácil: darles algo que los entretenga.

En ocasiones un juguete o una golosina puede llegar a ser el mejor aliado, pero también existen otros padres que optan por entregarles a su hijo el teléfono celular o la tablet, sin saber que esto les ocasiona un grave daño.

Un reciente estudio llevado a cabo por varios investigadores arrojó como conclusión de que este pésimo hábito que tienen muchos padres está afectando seriamente el desarrollo de la personalidad del niño. 

Con ello el padre no practica su paternidad ni tampoco estrecha lazos con sus hijos.

Cada vez son más los padres que con tal de no escuchar a sus hijos gritar o verlos hacer berrinches, les entregan un teléfono o una tablet, ya no existen más los consuelos o las pláticas que los haga razonar acerca de su comportamiento, ahora tiran la toalla con mucha facilidad y resuelven la situación dando tecnología a los pequeños.

Sin embargo, la gran mayoría ignora que lo que ahora creen una gran solución en un momento dado les traerá consecuencias serias.

En JAMA Pediatrics se publicó un estudio en febrero de este año en donde hicieron referencia al tema y destacaron que en la actualidad era muy común en los padres calmar el temperamento de sus hijos animándolos a ver televisión, dándoles un celular, una tablet o computadora y esto no era más que el reflejo del poco control que estos padres tenían sobre sus hijos.

La doctora Jenny Radesky de la Universidad de Boston fue la autora de dicho estudio y recalcó una vez más que los padres deben poner un alto a esta práctica pues están proporcionando obstáculos en el desarrollo del lenguaje, ya que el niño al pasar tanto tiempo en un aparato electrónico no tiene interacción con otros.

Mientras muchos defienden a capa y espada el uso de tablets y smartphones argumentando que estos los ayudan a hablar y mejorar su vocabulario, la doctora Radesky advierte lo siguiente:

¨Si estos dispositivos llegaran a convertirse en un método habitual para calmar los berrinches de los niños o simplemente distraerlos o mantenerlos entretenidos ¿podrían llegar a ser capaces de desarrollar sus propios mecanismos de autoregulación?¨.

La doctora aseguró que abusar de estos dispositivos electrónicos en la infancia podría interferir seriamente en su desarrollo de habilidades sociales, de la empatía o resolver problemas, mismos que se obtienen de los juegos no estructurados, interacción con amigos o exploración.

No hay mejor forma de calmar a un niño que usando nuestras capacidades y no a través de un aparato tecnológico como muchos lo hacen. Es importante que los padres aprendan a calmar a sus hijos hablando con ellos, escuchándolos o haciéndoles juegos, que interactúen con ellos, se preocupen y consuelen, de esta forma es más probable que los pequeños aprendan a controlarse poco a poco y calmen sus ansiedades por si solos. Es verdad que toma tiempo pero sin duda es lo más recomendable.

Ahora que ya lo saben, recuerden que dar el celular o la tablet a sus hijos no es la mejor forma de calmarlos y de esta forma sólo los están dañando.

¿Qué opinas acerca de esta información? Y tú ¿cómo calmas a tus hijos? 

Fuente consultada: centralinformativa

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

ESCRIBE TU COMENTARIO: