La lucha por la igualdad entre hombres y mujeres no debería estar peleada con la caballerosidad ¿o si?

Cada vez las personas demuestran ser más antipáticas, nadie se interesa por nadie, pocos demuestran sensibilidad ante las situaciones por las que pasa su semejante, pocos son generosos y solidarios, parece que es más fácil mostrar indiferencia que ofrecer una mano. Ahora las personas se visten de egoísmo y la amabilidad cada vez queda más sepultada, claro que también hay excepciones y que mejor ejemplo de ello que este niño quien le dio una gran lección a los adultos que se encontraban a su alrededor.

Este pequeño decidió ceder su asiento a una mujer embarazada, avergonzando así a los adultos que se encontraban a su alrededor y demostrándoles que no existe una edad mínima o máxima para practicar la amabilidad.

Por lo general, los transportes públicos siempre suelen estar al límite, miles y miles de personas viajan en ellos todos los días, todo quisiéramos conseguir un lugar para viajar cómodamente pero por desgracia los asientos no suelen ser suficientes y muchos deben viajar de pie. A veces nos enfocamos tanto en nosotros mismos que nos olvidamos que deberíamos dar prioridad a personas con discapacidad, de la tercera edad y embarazadas.

Pero por fortuna, nunca es tarde para cambiar hábitos o darles lecciones a los demás y que estos a su vez muestren un poco de empatía al mundo.

Este niño malayo le enseñó a los adultos que estaban a su alrededor que sin importar la edad que se tenga, los buenos modales deben estar presentes, principalmente la amabilidad. El renunciar a su asiento para dárselo a una mujer embarazada se volvió viral rápidamente y es que un acto de caballerosidad nunca pasa desapercibido.

Ally Iskandar fue quien compartió la grabación de circuito cerrado de televisión (CCTV), misma que se tomó dentro del tren y mostraba a una mujer entrar embarazada entrar al vagón, por desgracia ya no había asientos libres. En el vagón se encontraban dos mujeres más, un niño y tres hombres, al menos esa muestra la imagen.

Los hombres a pesar de mirarla decidieron ignorarla al igual que las dos mujeres que se encontraban sentadas. Ninguno de los cinco estaba dispuesto a renunciar a la comodidad de ir sentado, fue hasta que el niño se percató de la mujer y se levantó para darle su asiento.

Los internautas reaccionaron rápidamente ante el gran gesto que tuvo este pequeño, elogiándolo por su caballerosidad. Otros expresaron su descontento por la actitud de las otras cinco personas que estaban sentadas, mientras que otros argumentaron que simplemente se trataba de igualdad, pero ¿en realidad la igualdad está peleada con la amabilidad? 

Mira el vídeo por ti mismo, no cabe duda de que los padres de este pequeño han sabido educarlo muy bien e inculcarle buenos modales:

Okay ini anak siapa ni?

Publicada por Ally Iskandar en Miércoles, 8 de agosto de 2018

El mundo necesita más personas como este pequeño. Difunde con los demás este vídeo, es una gran lección para todos, no olvides dejar tus comentarios al respecto.

Fuente consultada: Ally Iskandar

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

ESCRIBE TU COMENTARIO: