El karma es algo que no se puede ver ni tocar y debido a esto muchas personas no creen en su existencia, pero sin duda toda injusticia cometida que no recibe su castigo debería ser pagada de algún modo ¿cierto?

Un claro ejemplo de esto es lo que sucedió con unos ladrones a los que les ha quedado muy claro, y también a los incrédulos, que el karma si existe.

Estos amantes de lo ajeno imaginaron que sería una buena idea robar gasolina de un autobús, pero no pensaron que al final todo les saldría mal.

Estos hombres identificaron durante la noche un autobús estacionado en Laverton, Australia.

Al principio todo iba bien para estos ladrones, comenzaron a extraer la gasolina succionándola con la boca, aunque se olvidaron de algo muy importante, verificar que el agujero del que estaban succionando fuera el correcto. Pronto se dieron cuenta del error que estaban cometiendo, y fue precisamente su paladar quien delató el error.

En lugar de succionar la gasolina estos novatos ladrones de gasolina estaban succionando directamente del tanque de las aguas residuales.

En el lugar la policía encontró a un lado del tanque de gasolina un tapón, pero se trataba del tanque de aguas residuales.

El portavoz de la policía comentó que lo más probable es que los ladrones escaparon muy de prisa con un mal sabor de boca.

También aclaró el departamento de policía que no tenía interés en recuperar lo que se habían robado pero aun así siguen buscando a los ladrones.

A través de Twitter, el oficial Laverton, informo lo siguiente: “Hola a todos. Sólo en LA. Estamos investigando este caso y siguiendo nuestras narices en busca de algunas pistas. Esperamos resolverlo”.

Y aunque se trataba de un robo, la policía comenzó a hacer bromas preguntándose si debían realizar “Pruebas aleatorias de aliento” para dar con los ladrones.

Hasta este momento no se ha arrestado a ninguna persona, aunque lo que si estamos seguros es que los ladrones recibieron lo que merecían.

Fuente consultada: viralistas

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: