Ya no solo es el insomnio, el aislamiento ha causado aumento de pesadillas e irritabilidad

La BBC Mundo ha publicado un estudio donde indica que el sueño tiene dos reguladores: uno de ellos es el ciclo de luz y obscuridad. Debido a la cuarentena muchos nos hemos levantado tarde o nuestro periodo de sueño inicia hasta altas horas de la noche, rompiendo el ciclo al que nuestro cerebro está acostumbrado. La Luz de la mañana nos avisa que dentro de 12 o 14 horas después tenemos que dormir.

El otro factor es el cansancio, y debido también a la cuarentena, no se está cumpliendo correctamente. Al no tener que movilizarnos para trabajar o estudiar nuestras energías se ven menos gastadas durante el aislamiento.

No es secreto que la cuarentena está causando un repunte de insomnio dentro de la población mundial, pero otro factor que está siendo afectado es el sueño. Las personas empiezan a reportar aumento de pesadillas o sueños más vívidos. Nuestro subconsciente está plasmando en nuestro sueño el miedo y la ansiedad que experimentamos cuando nos exponemos a noticias del coronavirus durante el día.

¿Qué podemos hacer?

Varios especialistas recomiendan fervientemente el realizar una rutina y cumplirla. Como por ejemplo ponerse una hora de acostarse y una de levantarse y respetar esos horarios.

También señalan que de ser posible salir al patio de la casa o acercarse a una ventana para exponerse al sol de la mañana, esto mejoraría el sueño debido a que el cerebro reconocería el mejor el momento de indicar sueño al final del día.

No te expongas a tantas noticias malas para mantener una mentalidad sana. El exceso de preocupaciones altera el sueño.

Una última recomendación que se hace consiste realizar ejercicios para cansar al cuerpo y esto haga que al momento de irse a la cama sea más fácil dormir. Evita siestas o si las necesitas, tómalas solo por menos de 20 minutos.

Seguramente conoces a alguien que ha estado con problemas al dormir. Comparte esta nota para que puedan leer estas recomendaciones y tú también ponlas en práctica.