Estamos en una época del año en la cual los refriados están a la orden del día, es por eso que debemos tomar las medidas necesarias para no enfermarnos y cuidar de los nuestros. Sufrir de resfriado o tos siempre se convierte en un gran problema, en ocasiones no sólo para uno mismo sino también para las personas que están a nuestro alrededor. Pero no te preocupes más pues en esta ocasión te hemos traído un remedio infalible que te ayudará a recuperarte en minutos.

La tos no sólo es un problema para quien la padece sino también para las personas que están al alrededor. Además de que nos desconcentra y cansa, tolerarla durante el día puede ser pasable pero no el hacerlo por la noche después de un ajetreado día ¿cierto?

Lo más común es que las personas tomen algún jarabe, pero estos solamente suprimen la transmisión de señales que emite el cerebro. También los jarabes contienen codeína y dextrometorfano, estos ingredientes ayudan a dormir y causan efectos secundarios como la somnolencia, dolor de cabeza y una rápida actividad cardíaca.

Es por eso que en esta ocasión te traemos una solución muy efectiva para combatir este problema, se trata de un parche casero de miel y jengibre. Ideal tanto para niños como para adultos.

Ingredientes

-Miel , Infusión de jengibre (unas 5 láminas pequeñas), Aceite de oliva / coco, Una servilleta, Gasa, Harina, Cinta adhesiva

Modo de preparación

Lo primero que debes hacer es mezclar una pequeña cantidad de miel con harina sin que la toques con tus manos, misma que será para el parche. A la mezcla agrégale un poco de aceite e infusión de jengibre, después vuelve a cubrir la mezcla con un poco de harina. Coloca la mezcla en una servilleta y envuélvela en una gasa. Pon el parche sobre la espalda o el pecho y asegúralo con cinta adhesiva. Déjalo reposar e intenta dormir.

Si lo colocas en los niños debes dejarlo de 2 a 3 horas antes de dormir. Si eres adulto puedes dejar el parche toda la noche. Debes saber que el parche provoca sudoración.

Este tratamiento no provoca efectos secundarios, pero si debes estar al pendiente cuando lo colocas en los niños, ya que dejarlo mucho tiempo sobre su suave piel podría causarle efectos. El jengibre por su parte es ideal para aliviar la congestión del pecho y aliviar dolores de garganta.

Ahora que ya lo sabes no dudes en llevar a cabo este remedio y contarnos tu experiencia con él. Recuerda que no intentamos sustituir un diagnóstico médico así que lo principal es acudir con un médico.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: