Sarah Armstrong murió el 1 de febrero después de un diagnóstico por sus hematomas.

Regularmente cuando vamos al médico porque notamos algo raro en nuestra salud, nunca esperamos un diagnostico malo.

Desgraciadamente para Sarah no hubo un desenlace feliz. Ella visitó a su médico de cabecera con hematomas extraños murió y una semana después después de un raro diagnóstico de cáncer.

Sarah tenía 22 años y laboraba como asistente de atención médica en el Hospital Aintree en Liverpool. Sufrió un derrame cerebral después de visitar a su médico con “síntomas similares a la gripe” y contusiones inexplicables en su cuerpo.

Su amiga de la infancia Danielle Johnson pensó que podría haber contraído la gripe mientras trabajaba en el hospital.

Johnson dijo: “Sarah estaba saliendo con todos estos moretones y me había estado diciendo que no podía explicar de dónde venían.”

Después de la cita con el médico, le comentó que era necesario que se le hiciera un examen de sangre. Al recibir el diagnostico, el doctor le pidió que acudiera a urgencias de manera inmediata.

El diagnóstico

A Sarah la diagnosticaron con leucemia el 24 de enero y comenzó con las quimioterapias cinco días después, pero falleció el pasado 1 de febrero después de un derrame cerebral.

Su amiga comentó que a pesar de recibir la noticia ella se mantenía positiva y con esperanza de recuperarse.

El novio de Sarah fue quien recibió la noticia de su fallecimiento y después se encargó de comunicarle a los demás conocidos la triste noticia.

Sus familiares y amigos crearon una campaña en GoFoundMe en donde recaban fondos para destinarlos al entierro de Sarah y cuidado de su hija. Por su labor de asistente médico todos describen a Sarah como una persona con gran corazón que cuidaba de otros.

“No solo fue amada por sus pacientes y sus compañeros de trabajo, sino por todos los que la conocieron”, se lee en la publicación de la página de recaudación.

Su amiga fue la encargada de volver viral esta noticia para crear conciencia y ayudar a otras personas a detectar los síntomas que ella sufrió antes de su muerte.

Tú también comparte esta nota para seguir con la meta de Danielle y que este tipo de enfermedades puedan ser detectadas a tiempo.