Además de los fantasmas, si a algo le tememos todos es a subir de peso ¿cierto?

Muchas personas pasan horas en el gimnasio, hacen dietas extremas o recurren a tratamientos ¨milagros¨ que más que beneficiarles ponen en peligro su salud. Hacer una dieta es bueno siempre y cuando esté bien balanceada y sea recomendación de un experto, al igual que la actividad física.

Existen diversos factores que influyen en el aumento de peso pero ¿te habías puesto a pensar que incluso el estar de mal humor influye?

Un nuevo estudio ha descubierto que no solo la falta de descanso, la poca actividad física o la mala alimentación son factores que nos hacen subir de peso sino también el mal humor.

Sin embargo, este también puede ayudarte a bajar esos kilitos que te sobran.

Juan Manuel Romero Villa, nutriólogo mexicano, llevó a cabo una investigación con la que ha descubierto que una de las causas del aumento de peso puede ser un retractor de tipo emocional.

Es decir, cuando las células no liberan energía y sólo la van acumulando, lo hacen en forma de kilos.

La teoría de este nutriólogo la podemos encontrar en su libro ¨El que se enoja engorda¨, en donde lo describe todo más detalladamente. Además, también explica la relación que existe entre el peso y las emociones.

Cuando nos molestamos el cuerpo libera adrenalina y cortisol, lo que acaba en un proceso de inflamación, de esta forma las células no liberan energía y así se aumenta de peso.

Por eso se recomienda mantener la calma aún en las situaciones más desagradable y que mejor que practicar el buen humor para bajar de peso, sin contar que debes acompañar esto con actividad física diaria y una buena alimentación.

Y ahora que ya lo sabes ¿continuarás enojándote por todo? Pasa el dato con los demás.

Fuente consultada: elplanetacurioso

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

ESCRIBE TU COMENTARIO: