Ella decidió darle a su hija la misma alimentación que ella lleva, libre de productos procesados.

Todos debemos tratar a nuestro cuerpo con respeto y cuidarlo para gozar de buena salud y no padecer enfermedades, no sólo se trata de hacer ejercicio sino también de llevar una buena dieta y dejar de consumir productos que son dañinos para nuestro cuerpo como lo es la azúcar. Aunque es dulce y deliciosa puede causar grandes estragos en nuestro organismo y la madre de la pequeña Grace de 5 años de edad lo sabe muy bien.

La madre de la pequeña decidió que su hija no consumiría azúcar procesada, aunque parece algo increíble la pequeña ha seguido una dieta libre de alimentos procesados durante sus cuatro años de vida.

Grace lleva una dieta muy especial que le asombraría a más de uno, huevos fritos en aceite de coco con vegetales asados que incluyen batata, zanahorias, papas y brócoli al vapor, más un cuarto de aguacate y una pequeña bola de chucrut. Aunque pareciera la comida de un bufet, es solamente una comida regular que la pequeña consume.

La madre y la pequeña siguen la dieta paleo.

A diferencia de otros padres, Shan Cooper no alimenta a su hija con productos como pan tostado o productos enlatados pero si consume pollo orgánico y verduras.

Shan le tiene prohibido alimentarse con cereales y productos lácteos, pero lo que Grace si puede comer es carne, pescado, huevos, frutas y verduras.

La madre de la pequeña ha escrito un libro electrónico sobre recetas saludables. Además de ser amante de llevar una vida sana, también tiene un título en ciencias de la agricultura, ella ha comentado que su hija solamente ha tenido un resfriado en sus cuatro años de vida.

Piensa que la dieta llena de frutas y verduras de su hija ha fortalecido su sistema inmunológico.

La australiana comentó que su hija pasa mucho tiempo con otros niños que están enfermos, con la nariz mocosa, con resfríos o con tos y aunque esto podría enfermarla, no ha ocurrido.

Ella lleva una dieta rica en nutrientes que le ayudan a tener un sistema inmune fuerte. Tal parece que la Sra. Cooper descubrió la dieta paleo por primera vez después de leer un libro hace algunos años.

Por muchos años había luchado con distintas alergias debido a los alimentos, es por eso que trabajó duro para rediseñar su dieta en torno a los alimentos que le hacían daño, por lo que eliminó los lácteos, el gluten y alimentos procesados. Aunque esa alimentación se habían convertido en su normalidad, decidió que ya no quería ser ¨normal¨.

Después de nacer su hija se dio a la tarea de llevarla por el mismo camino. Gracias a la dieta paleo y a amantarla dos veces al día, la pequeña Grace es una niña muy saludable.

¿Qué opinas acerca de la decisión que tomó esta madre?

Los doctores la han revisado y han dicho que es una de las niñas más saludables que han revisado. 

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: