Muchas personas opinan que la vida no es justa, mientras algunos tienen a manos llenas una vida de lujo y comodidades otros se enfrentan a una dura realidad, viviendo en las calles, sufriendo hambre, sed, frío y padeciendo distintas enfermedades, llevando una vida difícil donde cada día se trata de sobrevivir.

La mayoría de las personas que viven en la calle solo esperan una nueva oportunidad de vida como le sucedió a Elmer Álvarez.

Elmer, es un hombre que vive en la ciudad de New Haven en Connecticut, Estados Unidos. En una ocasión mientras se encontraba caminando por una de las calles de la ciudad, notó que algo se le había caído a una persona que caminaba por el lugar. Al acercase se dio cuenta que se trataba de un cheque de 10 mil dólares. Una gran cantidad de dinero que cualquier persona tomaría y guardaría para sí mismo, pero Elmer no era como cualquier persona.

Para ser exactos, el cheque era de 10.800 dólares.

Él pudo conseguir esa segunda oportunidad de vida que tanto anhelaba tener, salir de su condición de calle y dejar de sufrir frío, sin embargo, Elmer decidió hacer lo correcto y buscar al dueño de dicho cheque para entregárselo. Después de buscar un rato logró encontrarlo, se trataba de una doctora llamada Roberta Hoskie, al llegar con ella le explicó todo lo que había sucedido con su cheque.

El hombre le comentó que solamente quería regresarle el cheque sin esperar nada a cambio.

La mujer quedó asombrada con la situación, en especial porque ni si quiera se había dado cuenta que había perdido el cheque, ella estaba muy feliz de conocer al hombre que había realizado un acto tan desinteresado. La doctora pudo percatarse de la situación en que Elmer vivía y no pudo evitar conmoverse con él.

Roberta era una mujer que había tenido un pasado muy duro después de convertirse en madre soltera y viviendo en la calle cuando era adolescente. Sabía que Elmer era un hombre honesto y con un gran corazón, pero definitivamente necesitaba ayuda.

Cuando era una adolescente, Roberta y su hijo sobrevivían en las calles con tan sólo 470 dólares.

Ella decidió darle más que eso a Elmer por la noble acción. Decidió comprarle una casa para que terminaran sus días de vivir en la calle, también lo ayudó a inscribirse a clases gratis de Bienes Raíces y así poder contar con un plan a largo plazo.

Roberta decidió ayudarlo pero con una condición, después de tener una vida estable se comprometiera a ayudar a otras personas que vivieran en la calle.

Elmer decidió aceptar la oferta de Roberta, pero no por el hecho de que se lo haya pedido sino porque era lo que él quería en realidad.

Para sorpresa de muchos Elmer demostró que tenía talento para los negocios de Bienes Raíces, incluso está a punto de conseguir un certificado para comenzar a trabajar legalmente. A pesar de esto Roberta lo sigue ayudando para que se concentre en sus estudios y pueda comenzar a trabajar rápido.

Después de conseguir el cheque Elmer aseguró que llevaba tres años libre de consumir drogas.

Estamos felices por este gran cambio de vida que ha hecho Elmer. Solo esperamos que siga ayudando a más personas que continúan viviendo en situación de calle.

¡Más personas como Elmer y Roberta necesita este mundo!

F: viralistas

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

ESCRIBE TU COMENTARIO: