Adam Collier es un padre soltero deseoso y feliz de pasar todo el tiempo que pueda con su hija adolescente Devon. A los dos les encanta surfear y nada les gusta más que irse a la costa sur de Inglaterra y montar las olas.

Encontrar un buen alojamiento y que puedan pagar, era muy difícil de conseguir, lo que hacía difíciles sus vacaciones. Pero sus habilidades como carpintero le permitieron construir su propia casa de vacaciones sobre ruedas.

Adam convirtió en hogar un viejo autobús con dos pisos, de 31 años, con un bajo presupuesto.

¿El resultado? Espectacular. No tengo palabras.

Esta idea comenzó a rondar por la cabeza de Adam, de 42 años de edad, procedente de Brighton, en el Reino Unido, y se compró este autobús de dos pisos por £ 4,500 ($ 5,842) y luego se dio un presupuesto de £ 5,500 ($ 7,140) y seis meses para convertirlo en un bonito espacio habitable para él y su hija.

Tenía muchos planes para el autobús, pero iba a encontrarse con muchos problemas inesperados debajo de la superficie.

Amazing Spaces

Comenzó retirando los asientos que habían estado transportando pasajeros por la ciudad de Birmingham durante los últimos 31 años. Quiso quedarse dos de estos asientos originales, restaurándolos para que fueran más cómodos.

Pero no solo descubrió que el autobús carecía de cualquier tipo de aislamiento, sino que algunas partes del vehículo estaban podridas por el paso del tiempo.

Amazing Spaces

«No tiene sentido pedir ayuda» comentaba el carpintero. Por lo que llevó a cabo todo el proyecto por su cuenta.

Además de carpintero Adam es comerciante, por lo que sabe hacer un poco de todo y no le encontraba sentido a pedirle ayuda a nadie más.

“Era mi proyecto. No podía esperar que otros compartieran mi nivel de entusiasmo”, dijo al programa de televisión del Reino Unido Amazing Spaces.

La parte trasera del piso inferior del autobús, la convirtió en un hermoso comedor y sala de estar. La mesa de comedor se puede quitar incluso cuando no está en uso.

Amazing Spaces

Sentado en esa parte, puedes observar todo el paisaje por las ventanillas, o la hermosa estufa de leña que colocó en el interior de esta peculiar casa con ruedas, para no tener problemas de frío en sus vacaciones.

Amazing Spaces

Adam lo estudió todo. No faltan comodidades. El área de la cocina no puede estar más completa y es perfecta para que cuando está en el trabajo también pueda contemplar la impresionante campiña inglesa.

Amazing Spaces

Desafortunadamente, se siguió encontrando problemas. Además de los pisos con fugas y la falta de aislamiento se encontró con un generador roto y eso significaba que Adam tenía que revisar su presupuesto original.

Amazing Spaces“La parte más cara de la cocina era la encimera. Toda la cocina cuesta cacahuetes, en serio”

El resultado es bastante impresionante. La cocina nos cuenta que es incluso más grande que la que tiene en su propia casa.

También ha creado un precioso rincón de descanso.
Desde la cocina, se pasa por un área de almacenamiento muy útil, que originariamente era el lugar en el que los pasajeros del autobús guardaban el equipaje y las bolsas.

Subiendo las escaleras vemos la preciosa decoración con imágenes del océano preparada por su hija. Han creado un rincón muy agradable, en el que se conservan los asientos originales. Para Adam es su área favorita.

Amazing Spaces

Adam dice que este es su lugar favorito, ya que era la parte en la que de niño escogía  en la parte de arriba, justo sobre el conductor, para sentarse cuando subía a uno de estos autobuses. Sobre los asientos originales hay un cojín Union Jack que le encanta a Adam.

Si recorremos el pasillo, bellamente decorado, encontramos la habitación de su hija donde su padre se las arregló para colocar dos literas

Amazing Spaces

En el pasillo se encuentra la puerta corredera de la habitación de Adam. El carpintero llama su “orgullo y alegría” de este proyecto a estas bonitas puertas corredizas de su habitación que se deslizan sin esfuerzo en su lugar y se encuentran completamente al ras de las paredes.

Amazing Spaces

Todo este esfuerzo ha durado 6 largos meses. Ha sido un arduo trabajo, con momentos de frustración y también de emoción. El apasionado papá surfista ha creado la casa de vacaciones ideal para él y su hija que les permite disfrutar de las olas cada vez que lo desean.

Por encima del presupuesto inicial:

Desafortunadamente, Adam se pasó un poco de su presupuesto, gastando £15,000 ($19.400) en lugar de £10,000 ($13.000), pero sigue siendo una fracción del precio que la mayoría de las personas paga por una casa de vacaciones así que aún de esta manera, les compensa.

¿No te parece un diseño y una idea impresionantes?

Amazing Spaces

En el video de Amazing Spaces puedes ver el recorrido completo por el autobús de Adam.

Es increíble lo que este hombre hizo con este autobús de dos pisos  ¿No es una hermosa transformación? ¿Te gustaría tener una casa rodante como esta? ¡Cuéntanoslo!

¡Compártelo con [email protected] tus [email protected] si crees que es un trabajo fantástico el que hizo Adam para él y para su hija!