Desde que estalló la crisis del coronavirus en todo el mundo, algunas personalidades conocidas han utilizado su influencia en las redes sociales para concienciar a la ciudadanía de los peligros de una propagación masiva. El hashtag #YoMeQuedoEnCasa -traducido a todos los idiomas- se ha convertido en el lema principal de todas las campañas.

La empresaria italiana Chiara Ferragni y su marido, el rapero Fedez, has sido dos de los famosos más activistas, con mensajes continuos en sus redes, denunciando aquellos que actúan de manera irrespetuosa y con una magnífica campaña de crowdfunding con la que han conseguido recaudar más de 4 millones de euros. Ahora, Rihanna, que hace unos días ya donó 700.000 dólares, ha vuelto a demostrar su faceta más solidaria.

La artista ha decidido aportar su granito de arena y ha donado cinco millones de dólares a diferentes organizaciones que luchan contra el coronavirus. “Cuando comenzamos este año, nunca podríamos haber imaginado cómo COVID-19 alteraría tan dramáticamente nuestras vidas. No importa quién sea o de dónde sea, esta pandemia nos afectará a todos. Y para los más vulnerables del mundo, lo peor puede estar por venir”, explicaba el comunicado de Clara Lionel Foundation, organización sin fines de lucro que ella misma fundó en 2012.

Rihanna ha detallado tanto en el comunicado como en la cuenta de Instagram de la fundación dónde irán destinados estos cinco millones de dólares. Los apoyos irán íntegramente a los bancos de alimentos que ofrecen comida a comunidades en riesgo de exclusión y a ancianos de Estados Unidos, también se dedicarán a la compra de pruebas y de material para atender a los enfermos en países como Haití y Malawi, compra de equipo protector para los trabajadores sanitarios, mantenimiento de las UCIs y la aceleración en la investigación de la vacuna en diferentes centros ubicados en todo el mundo. Con esta aportación también se comprarán respiradores para los centros hospitalarios que se encuentren en una situación crítica.

Además, esto se suma a la aportación de 700.000 dólares que la artista ya hizo hace unos días para cubrir los gastos de la creación de respiradores para los afectados.

Nosotros solo podemos decir una cosa a todos los que ponen su granito de arena: GRACIAS DE CORAZON.

Fuente: La Vanguardia

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: