Solemos decir que una imagen dice más que mil palabras.

Y a veces una fotografía puede salvar una vida.

Y esto es lo que precisamente ocurrió cuando el personal de la organización protectora de animales High Plains Human Society fotografió a un perro triste en una perrera del estado de Nuevo México. Publicaron su foto por Facebook – y entonces comenzaron a ocurrir cosas a un ritmo vertiginoso.

High Plains Human Society es una organización que trabaja ayudando a animales abandonados o a animales que han vivido toda su vida en la calle.

Su personal ha visto muchos animales necesitados de ayuda – pero hubo uno en concreto que les conmovió mucho.

La organización visitó una perrera y fotografiaron a todos los perros para utilizar las imágenes en sus anuncios de contacto. De esa manera con las fotografías sería más fácil encontrarles un nuevo hogar.

Tras publicar las fotografías en el Facebook hubo una que llamó muchísimo la atención.

Se trataba de la imagen de un pequeño perro que miraba a la cámara con los ojos muy tristes – tenía lágrimas en sus ojos. A pesar de que las lágrimas probablemente eran provocadas por una infección en los ojos, era evidente que el perro estaba triste.

En realidad necesitaba empezar una nueva vida en un hogar que le quisiera.

La imagen del perro se difundió rápidamente por internet y la organización tuvo muchísimas solicitudes de personas que querían adoptarle.

Finalmente se eligió a una mujer – como la perfecta dueña para el animal. Y hoy en día el perro ya no llora pues está más feliz que nunca.

Ahora puede por fin jugar con otros perros, y tener el amor que su nueva dueña le demuestra cada día.

¡Todos los perros merecen una familia que les quieran! Comparte si estás de acuerdo.