A veces unos kilitos de más pueden pasar desapercibidos, pero cuando estos superan los límites de nuestro cuerpo dejan de convertirse en una incomodidad estética, para volverse un verdadero problema de salud. En ese momento comienzan a aparecer una gran cantidad de complicaciones físicas, cardiacas, hormonales y biológicas que ponen en riesgo nuestra vida.

Pero esto no es todo, cuando el cuerpo supera los límites del sobrepeso, surge una especie de invalidez del tipo social, que lleva a la persona obesa a ser duramente discriminado por el resto de las personas.

Este es el caso de Amber Rachdi, quien desde pequeña sufría de obesidad mórbida, todo parecía ir relativamente normal, hasta que con apenas 24 años, alcanzó un peso de 298 kilos, situación que le impedía hasta ir al baño por su propia cuenta. Los médicos comenzaron a advertirle del riesgo que corría.

Su condición era tan grave que incluía infecciones en la piel, problemas óseos, musculares y un problema cardiaco que aumentaba con los años. Es por eso que Amber decidió hacer todo lo posible por controlar su ansiedad, comenzar un nuevo régimen alimenticio y adelgazar por primera vez en toda su vida. Pero el reto más difícil fue pedir ayuda, así que llegó al programa “My 600 pounds life” (Mi vida de 600 libras).

La buena noticia es que Amber contaba con el apoyo de su novio, Rudy, quien se mantuvo a su lado en los momentos más difíciles, el fue una parte importante para comenzar esta dura tarea. Junto a la ayuda del programa, fueron viviendo el proceso que definitivamente fue lento, pero satisfactorio.

Con el pasar de los meses y gracias a una alimentación saludable, los resultados comenzaron a verse. Amber perdió al menos 55 kilos, cuando el doctor vio los grandes esfuerzos que ella realizaba, decidió aplicarle una cirugía de reducción estomacal para notar mucho más los cambios. Operación que no se había realizado antes por la gravedad de su condición.

Por su puesto los kilos que perdió se convirtieron en una gran cantidad de piel sobrante, así que se sometió a una segunda cirugía para extraer toda esa piel, lo que por supuesto trajo consigo un cambio realmente notorio.

Ahora Amber luce completamente diferente, tiene una vida más saludable, cuida su alimentación y mantiene una rutina de ejercicios. Ella se propuso la meta de mejorar y lo logró, convirtiéndose en un ejemplo para muchos casos como el de ella.

¿Qué te parece esta transformación? Cuéntanos tu opinión en los comentarios.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: