Seg√ļn informa ABC.es, por decisi√≥n expresa del presidente Vlad√≠mir Putin, tras mantener una conversaci√≥n telef√≥nica con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ma√Īana lunes partir√°n hacia Italia desde el¬†aer√≥dromo cercano a Mosc√ļ de Chk√°lovski, nueve aviones militares de transporte IL-76. A bordo viajar√°n ocho brigadas m√©dicas con 100 especialistas en epidemiolog√≠a y virolog√≠a y equipamiento para combatir el Covid-19.

Tras la orden dada por Putin, el operativo ha sido organizado directamente por el ministro de Defensa ruso, Sergu√©i Shoig√ļ. En un comunicado de su departamento se informa que el equipamiento listo para enviar a Italia incluye modernos sistemas de desinfecci√≥n y diagn√≥stico, en especial pruebas para detectar la enfermedad en su fase temprana.

La insuficiencia de estos test¬†es lo que en muchos lugares est√° agravando la pandemia. No se aclara, sin embargo, si el material incluye tambi√©n respiradores, que se prev√©n muy necesarios en Rusia y cuya escasez tambi√©n est√° haciendo estragos en el sistema sanitario de numerosos pa√≠ses. Entre los equipos de desinfecci√≥n se enviar√°n ca√Īones de aerosol ¬ęOrl√°n¬Ľ para su uso en calles y grandes superficies. Tambi√©n aparatos difusores para limpiar de microorganismos los transportes p√ļblicos.

De esta forma, Rusia muestra su solidaridad con un pa√≠s europeo con el que siempre mantuvo estrechos lazos, tanto econ√≥micos como culturales y hasta pol√≠ticos en la √©poca sovi√©tica entre sus respectivos partidos comunistas. Sin embargo, en las redes sociales rusas surgen ya cr√≠ticas a esta medida de Putin en un momento en el que la incertidumbre sobre c√≥mo se desarrollar√° la epidemia en Rusia atenaza a la poblaci√≥n. Los comentarios m√°s comunes son ¬ęles env√≠an ayuda con nuestros impuestos cuando nosotros tambi√©n estamos necesitados¬Ľ o ¬ęclaro, toda la √©lite rusa tiene sus mansiones en Italia y al poder le preocupa m√°s eso que la gente de a pie¬Ľ.

La situaci√≥n de la epidemia en Rusia no es todav√≠a preocupante, aunque la enfermedad avanza d√≠a a d√≠a. En las √ļltimas 24 horas se han registrado 53 nuevos infectados, lo que eleva la cifra total a¬†306 enfermos.¬†La¬†√ļnica muerte¬†hasta ahora tuvo lugar el pasado jueves.

Cierre de establecimientos

El organismo de control ruso, Rospotrebnadzor, ha pedido el cierre de gimnasios, parques acu√°ticos y todo tipos de instalaciones deportivas. Las competiciones deportivas, salvo las de ajedrez y siempre que tengan lugar con poca presencia de p√ļblico, est√°n ya suspendidas al igual que espect√°culos teatrales, circenses y proyecciones cinematogr√°ficas.

Los museos est√°n tambi√©n cerrados y prohibida cualquier concentraci√≥n al aire libre y aquellas que se celebren en sitios cerrados que re√ļnan a m√°s de 50 personas. Restaurantes y cafeter√≠as siguen abiertos, aunque muchos de estos establecimientos ha tenido que echar el cierre por falta de clientes. Funcionan sobre todo aquellos restaurantes que sirven comidas a domicilio.

Sin embargo, seg√ļn asegur√≥ hoy el alcalde capitalino,¬†Sergu√©i Sobianin,¬†el metro de Mosc√ļ, unos de los m√°s grandes, bellos y concurridos del mundo, con m√°s de seis millones de pasajeros diarios, no cerrar√° por el momento pese al enorme peligro de propagaci√≥n del coronavirus, sobre todo en horas puntas. Aunque muchas empresas y organismos oficiales han enviado a parte de sus empleados a trabajar desde casa, sigue siendo todav√≠a muy alto el n√ļmero de desplazamientos por la ciudad en el transporte p√ļblico y, sobre todo, en los veh√≠culos privados. No se ha decretado todav√≠a el confinamiento general de la poblaci√≥n.

Mientras tanto, se incoan las primeras¬†causas criminales¬†por violar la cuarentena domiciliaria de 14 d√≠as, obligada para todos aquellos que llegan a Rusia desde el extranjero. La pena m√°xima por este delito puede alcanzar los¬†cinco a√Īos de c√°rcel. Irina S√°nnikova, principal especialista m√©dico en enfermedades infecciosas de la ciudad rusa de St√°vropol, en el sur del pa√≠s, se enfrenta ahora a un proceso por no haberse autoaislado tras regresar de Madrid el pasado 9 de marzo. Se la acusa adem√°s de haber ocultado ese viaje a Espa√Īa.

S√°nnikova es profesora en la Universidad Estatal de Medicina de St√°vropol y principal especialista independiente en enfermedades infecciosas del Ministerio de Sanidad regional. Tras volver de Madrid, continu√≥ su vida normal y, seg√ļn el informe policial, se reuni√≥ el 10 de marzo con estudiantes y colegas. Una veintena de personas con las que tuvo contacto desde entonces han sido puestas en cuarentena. Ella ha reconocido su irresponsabilidad y se encuentra ahora hospitalizada con neumon√≠a en una unidad de cuidados intensivos.

Fuente: ABC.es

COMP√ĀRTELO CON TUS AMIGOS: