Según informa la Cadena Ser, Álex Arenas, catedrático del Departamento de Ciencias de la Computación y Matemáticas de la Universitat Rovira i Virgili, ha creado un modelo matemático para predecir la propagación del coronavirus entre la población. “Lo que hacemos es basarnos en la estructura de red que tiene nuestro sistema de interacción. Es la cadena que queremos romper para la propagación”, explica Arenas, quien señala en el programa ‘Hoy por Hoy’ que también buscan explicar las probabilidades que tiene el virus de propagarse y los datos epidemiológicos del virus.

«Las restricciones actuales nos llevan al mismo escenario que sin ellas, pero unos días más tarde”, añade el catedrático, quien cree que lo más necesario es bajar la movilidad a cero “para que la curva se aplane”. Esto, además de quedarse en casa, permite ganar tiempo a la pandemia para que las investigaciones científicas sean “lo más acertadas posibles”.

Para Álex Arenas, es también indispensable bajar el número de contactos por debajo de cuatro “para no colapsar el sistema sanitario”. Un reto realmente difícil, ya que significa restringirse al entorno del hogar. “El sistema es tan sensible, que lo que vamos a ver es que la curva de infectados va a superar la capacidad hospitalaria del país», señala el catedrático.

«El pico de la curva en circulación libre sería aproximadamente sobre 15 de abril y sería de magnitud brutal, de 20 veces nuestra capacidad hospitalaria. Con las medidas actuales estamos alejando la curva en el tiempo. Mis cálculos dicen que si vamos a restringir movilidad laboral, podríamos tener el pico hacia mediados de verano», continúa Alex Arenas, quien incide en la importancia de ganar tiempo para ganar la batalla “desde el punto de vista médico”, ya que si no, el confinamiento será mucho más largo.

Según Álex Arenas, el fallo ha residido en que tanto autoridades como la opinión pública han pensado que es un problema médico, pero señala que en el momento en el que se convierte en pandemia, “la estrategia la deberían haber fijado los físicos y matemáticos que pueden predecir cuál es el escenario al que nos podíamos abocar».

Por último, Alex Arenas indicaba que “las cifras son catastróficas” y volvía a hacer hincapié en el tiempo: “Si tardamos una hora más en cortar la movilidad laboral, estamos poniendo encima de la mesa cientos de muertos», finalizaba