Cuando tenía tan solo nueve meses de vida, Cola, un perrito de Tailandia fue atacado por uno de sus vecinos por comer sus zapatos. El vecino se enfureció tanto, que decidió cortar sus dos patas delanteras del animalito como castigo a su error, según información de Reuters.

Luego del horrible incidente en Bangkok, Cola fue rescatado por la Fundación Soi Dog, para ayudarlo a recuperar las brutales heridas que sufría. Tras dos meses de arduo trabajo, visitas a un especialista en Bangkok y capacitación, Cola pudo acceder a un par de prótesis. Y comenzar una nueva vida.

El momento exacto en que el perrito recibió sus nuevas patas y dio sus primeros pasos fue grabado y el video se volvió viral en redes sociales. Es que tanta emoción, conmueve.

Mira el video:

Cola no deja de saltar y moverse de felicidad ¡al fin puede volver a moverse como antes! Esto sí que es un milagro. La alegría de este perro al recibir sus nuevas prótesis y poder caminar definitivamente no tiene precio.

Lo mejor, es que Cola no solo recibió este hermoso regalo, sino que también consiguió un nuevo hogar. Ahora el perro vive en Phuket, con el cofundador de la fundación Soi Dogs, Gill Daley. Él también perdió una de sus extremidades, por lo que sabe por lo que Cola está pasando. Y ahora se acompañan en esta aventura.