El DIY (Hazlo tú mismo) está de moda, podemos decorar camisetas, zapatillas deportivas, hacer collares, pulseras e incluso una alfombra con nuestras manitas y utilizando sólo lana, ¡si, lo has oído bien! no hay que coser nada y el resultado es mucho mejor de lo que te imaginas.

Este tipo de alfombras tienen diseños que pueden ser de distintos colores, pudiendo aprovechar esos trozos de lana que tenemos de otras creaciones y con ellos confeccionar una alfombra suave donde posar nuestros pies y que se sientan calentitos.

Lo que necesitamos:

  • Lana de distintos colores
  • Rollos de papel o cartón
  • Tijeras
  • Base antideslizante para alfombras

Pasos a seguir:

  1. Lo primero es hacer los pompones: utiliza dos rollos de papel, júntalos y empieza a enrollarlos con la lana elegida.
  2. Cuando tengan el tamaño deseado, dejas de enrollar, haces un nudo y cortas la lana.
  3. Utilizando las tijeras corta los extremos de la lana de forma que el pompón quedará abierto y con la forma redonda.
  4. Una vez hechos los pompones, coge la base deslizante para la alfombra y coloca encima los pompones. Con esto crearás el diseño para tu alfombra.

5. Una vez dispuestos los pompones, si ya sabes cómo los quieres, llega el momento de que los unas a la base deslizante.

6. Puedes hacerlo con una aguja que sea algo más larga y cosiendo cada uno de los pompones atravesando la aguja por el centro, pero si lo tuyo no es coser, la forma más fácil es ir haciendo nudos sin necesidad de coser.

7. Para obtener el final deseado, los pompones tienen que estar muy juntos, sin separaciones entre ellos.

8. Una vez unidos todos, podemos recortar los hilos y los trozos de lana que veas que sobran.

A continuación te dejamos un vídeo de más ideas como estas: 

S6 EP13: Yarn Crafts

Say hello to the hip new craze that doesn't need batteries – YARN 🙌😲

Publicada por Rainy Days en Viernes, 31 de agosto de 2018

¿Qué te parecen estás ideas? No olvides dejar tu opinión en los comentarios y difundirlos con tus [email protected] si te gustó.