Los latinoamericanos nada tenemos que envidiar en cuanto a literatura ya que podemos sentirnos bien orgullosos de tener libros sublimes de autores maravillosos, que además han sido traducidos a muchos idiomas diferentes. Es el caso del escritor mundialmente conocido Pablo Coelho, de origen brasilero, nacido en 1947 en Río de Janeiro.

Paulo Coelho comenzó muy joven a revelarse contra la educación austera y rígida que estaba recibiendo de los jesuitas y contra su propia familia, que no aprobaba de ninguna manera su deseo de ser escritor. Por ello, a los 17 años lo internaron en un hospital psiquiátrico para intentar hacerle desistir de esta idea.

Aún así, nadie logró detenerle en sus deseos de libertad y de querer conocer mundo. Por ello en el año 1970 yen pleno movimiento hippie, emprende un largo viaje de dos años durante el que recorre toda Suramérica, Europa y la parte norte de África.

Cuando Coelho vuelve a Brasil, se convierte en una de las figuras más sobresalientes del rock brasilero, junto a Raúl Seixas, a la vez que interviene como actor y escritor en algunas películas. Después de esto, se convierte en periodista especializado en música brasilera.

En 1987 comienza realmente su carrera como escritor. Publica entonces su primer libro llamado El peregrino de Compostela en el que cuenta sus viajes por los caminos de Santiago de Compostela, obteniendo  de ello los principales temas que serán más adelante parte de sus demás obras.

El escritor brasilero entiende sus viajes como un pretexto para descubrirse a sí mismo, escuchar a su corazón, seguir los signos de su destino y conseguir sus sueños.

De la misma manera que Antoine de Saint-Exupéry en El Principito, Paulo Coelho invita a los lectores a imitar al protagonista de sus obras y descubrir por sí mismos la forma de realizarse logrando concretar los propios deseos y aspiraciones más profundas.

Los libros de Paulo Coelho se han publicado en 70 países y en más de 80 idiomas distintos.

Su libro El Alquimista, que se publicó en 1988 en Brasil, ha sido un Best Seller mundial.

En 2007 fue nombrado por la ONU como Mensajero de la paz y reconocido además con numerosos premios por la Academia Brasileira de Letras.

Sus 15 frases inspiradoras:

  1. Cuántas cosas perdemos por miedo a perder.

2. La gente es capaz, en cualquier momento de su vida, de hacer lo que sueña.

3. Todo el mundo parece tener una idea clara de cómo otras personas deben conducir sus vidas, pero ninguno sobre cómo hacerlo con la suya propia.

4. Ninguno de nosotros sabe lo que puede ocurrir incluso en el minuto siguiente, y aun así vamos a ir hacia adelante. Porque confiamos. Debido a que tenemos fe.

5. Las dos pruebas más difíciles en el camino espiritual son: la paciencia para esperar el momento correcto y el valor de no decepcionarnos con lo que nos encontremos.

6. Hay momentos en que los problemas entran en nuestras vidas y no podemos hacer nada para evitarlos. Pero están ahí por una razón. Sólo cuando los hemos superado, entenderemos por qué estaban allí.

7.No pierdas el tiempo con explicaciones: la gente sólo escucha lo que quiere escuchar.

8. No importa lo que haga, cada persona en la Tierra juega un papel central en la historia del mundo. Y normalmente no sabe cuál.

9. Si amas a alguien, díselo… muchos corazones se rompen por palabras que no se escuchan.

10. Así debéis hacer vosotros: manteneos locos, pero comportaos como personas normales. Corred el riesgo de ser diferentes, pero aprended a hacerlo sin llamar la atención.

11. Quien ama esperando una recompensa está perdiendo el tiempo.

12. Algunas veces hay que decidirse entre una cosa a la que se está acostumbrado y otra que nos gustaría conocer.

13. Cuando crezcas, descubrirás que ya defendiste mentiras, te engañaste a ti mismo o sufriste por tonterías. Si eres un buen guerrero, no te culparás por ello, pero tampoco dejarás que tus errores se repitan.

14. No existe ningún pecado en ser feliz.

15. Jamás dejes que las dudas paralicen tus acciones. Toma siempre todas las decisiones que necesites tomar, incluso sin tener la seguridad o certeza de que estás actuando correctamente.

¿Qué conclusión sacas de todas estas reflexiones? ¿Te identificas con alguna de ella? ¡Comparte estas frases tan reveladoras con tus [email protected]!