Se busca frenar la ola de agresiones al personal médico

Estar en cuarentena ha mostrado varias caras de las personas. Hay quienes aplauden y vitorean a las personas que salen diariamente arriesgando sus vidas para salvar a la mayor cantidad de gente que sufre de la enfermedad. Del otro lado están quienes, por miedo, estrés o simple ignorancia, han atacado a personal médico o les han negado la entrada a su vivienda.

En México, el senador Salomón Jara Cruz ha presentado una iniciativa de ley que tipifica estas agresiones como delito federal y serán sancionadas con una pena de 5 a 25 años de prisión.

La idea es adicionar al artículo 140 BIS del código penal federal una sanción para los ataques a personal médico y las instalaciones hospitalarias.

El artículo cita: “Se impondrá pena de cinco a veinticinco años de prisión y multa de 1500 veces el valor de la Unidad de Medida y Actualización, al que impida, obstruya o entorpezca la prestación de los servicios de salud, o bien, atente contra la integridad del personal médico y de enfermería o de las instalaciones que formen parte del Sistema Nacional de Salud, en el contexto de una emergencia sanitaria, con el fin de negar el acceso a la atención médica a las personas que así lo necesiten.”

La propuesta de ley también incluye una modificación al artículo 427 de la Ley General de Salud el cual señala: “Cuando se interfiera con el ejercicio de las funciones de la autoridad sanitaria o la rebeldía ponga en peligro la salud de las personas en el contexto de una emergencia sanitaria, se estará a lo dispuesto en el artículo 140 bis del Código Penal Federal”.

Debido a las recientes imágenes de ataques y discriminación al personal médico el senador se muestra preocupado e indignado. La falsa creencia de que estar en contacto con enfermos de COVID-19 ya los convierte en portadores de la enfermedad ha llevado a estos actos.

“Sembrar el temor, la desinformación y rumores, busca obstaculizar la actuación de las autoridades en un momento en el que debe apoyárseles, y en este caso, contra quienes constituyen la primera línea de defensa contra el coronavirus”, acusó.

Comenta que estos actos, además de atentar contra la integridad de seres humanos, se deben sancionar porque “sabotean el acceso a la atención médica a las personas que así lo necesiten durante esta emergencia sanitaria”.

Seguramente tú conoces o has escuchado sobre alguien que fue atacado recientemente. Comparte esta nota para ayudar a que esta iniciativa se lleve acabo. No podemos tolerar el ataque a personas que nos brindan ayuda.