Ya se pronostican 16 tormentas y 8 huracanes

De acuerdo a predicciones de expertos de la Universidad del Estado de Colorado, se esperan 4 huracanes mayores, de categoría 3 a 5, con vientos de hasta 175 km/h. Las proyecciones los sitúan del 1º de junio al 30 de noviembre.

Las posibilidades que uno de esos huracanes toque tierra en Estados Unidos en el 2020 es de 69%, comparado con las posibilidades regulares que son del 52%, por lo menos en el último siglo, de acuerdo a los investigadores.

“La última temporada con cuatro o más huracanes importantes fue el año récord de 2017 que causó daños y vio los huracanes Harvey, Irma y María”, dijo el meteorólogo de CNN Brandon Miller. “Todos causaron daños significativos en los Estados Unidos y el Caribe”.

Los pronósticos no tienen precisión de dónde podrían ocurrir las tormentas, y la probabilidad de tocar tierra en cualquier ubicación es baja.

“Se recuerda a los residentes de la costa que solo se necesita que un huracán toque tierra para que sea una temporada activa para ellos”, escribieron los investigadores Philip Klotzbach, Michael M. Bell y Jhordanne Jones en el informe.

Si este pronóstico no es errado la temporada 2020 será hasta 140% mayor al promedio general. En el 2019 el promedio estuvo en 75% mientras que en el 2018 fue del 120%.

Los modelos se basan en 40 años de datos y condiciones, incluidas las temperaturas de la superficie del mar, las presiones a nivel del mar, los niveles de cizalladura vertical del viento y El Niño.

En abril los primeros expertos pueden obtener una buena indicación de cómo serán las condiciones durante la temporada de huracanes.

Su pronóstico de abril varió significativamente del número total de tormentas con nombre en 2019: se predijeron 13, mientras que 18 se formaron, aunque muchas fueron de corta duración y débiles.

Este es el año número 37 en que el equipo de la universidad ha emitido un pronóstico de huracán estacional en el Atlántico. El pronóstico oficial de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica se publicará en mayo.

En medio de un mundo paralizado, este pronóstico no es favorable para las cosas del continente americano. Comparte esta nota, necesitamos redoblar esfuerzos para terminar con la pandemia. El planeta no se detiene.