Pamela Nieto tenía 24 años pero no le hicieron una prueba porque sus síntomas no eran compatibles con el COVID-19

Silvina Pereyra relató su desgarradora historia sobre como cada médico no quería hacerle una prueba sanguínea ya que no tenía coronavirus. El lunes 20 de abril, después de pasar una semana internada en el hospital de Córdoba, Argentina, falleció.

Pamela era una paciente inmunodeprimida y sus problemas iniciaron el sábado 4 de abril cuando comenzó con vómitos y su temperatura llego a los 38º C por lo que tuvieron que trasladarla al hospital municipal de La Falda. El médico a cargo solo le dio una medicina para las náuseas y le recomendó el uso de paracetamol para la fiebre pero le dijo que “no era coronovirus. Que no vuelva si no tenía coronavirus”.

Al siguiente día su salud empeoró y regresaron al hospital. Otro médico la atendió y sin revisarla le dijo que era un problema gástrico. Solo le aplican un suero y se negaron a hacerle más pruebas.

Para el lunes 6, a sus síntomas se añadió la diarrea. Volvieron al hospital porque es el único al que podían acceder por la cercanía. El nuevo médico tampoco le hizo análisis.

Les recomendaron esperar 48 horas pero Pamela no mejoró, en cambio comenzó a perder la audición. Finalmente dos días después le hicieron los tan anhelados análisis. El doctor que los atendió solo le pudo decir “están muy mal los análisis y la tengo que trasladar, porque necesitamos más estudios” y fue trasladada al Hospital Transito Cáceres de Allende.

“La indujeron a un coma y fue conectada a un respirados pero nunca más la volvimos a ver”, comenta la madre.

Su madre escribió en su cuenta de Facebook el 14 de abril:

“De niña por una enfermedad auto inmune perdió su función renal, hace tres años su papá le donó un riñón. Hoy se encuentra internada en el Hospital Transito Cáceres de Allende con un cuadro infeccioso severo en asistencia ventilatoria y un grave trastorno de la coagulación, motivo por el cual presenta sangrados múltiples, requiriendo altas cantidades de transfusión de glóbulos rojos, plasma y plaquetas. Que gracias al esfuerzo de médicos y hemoterapistas logramos conseguir, pero sigue necesitando y las reservas se agotan”.

La madre solo pedía oraciones para su hija hasta que el día 20 anunció su deceso:

“Con todo el dolor del mundo y el corazón destrozado informamos que Pame nos dejó. Vuela alto, hijita, te amamos y te amaremos para siempre”.

“El médico que la atendió ese miércoles que pidieron el traslado nos pidió disculpas por la mala atención de los días anteriores. Yo llevé a mi hija para que le hagan unos análisis y me la devolvieron en un cajón” comentó el padre.

El director del centro de salud de La Falda que ya se ha iniciado una averiguación interna para saber quienes atendieron a Pamela. Solo comentó que “los médicos experimentados que atendieron a la chica el domingo 5 y el lunes 6 dijeron que no había necesidad de pedir estudios porque la joven estaba estable, así lo señala la historia clínica del hospital”.

No debemos tomar cualquier malestar a la ligera, si sospechas de tener el virus, llama a las líneas que han puesto los diferentes países para que te den orientación, pero si presentas alguna molestia urgente, no dudes en asistir a un hospital. Comparte esta nota para que esta historia no se vuelva a repetir.