La pequeña sufría de un mal del corazón y no soportó la enfermedad

Si bien, la gran cantidad de infectados por el COVID-19 se encuentran en el viejo continente, recordemos que Italia lidera las cifras de infectados y fallecidos, la expansión de esta enfermedad por América Latina apenas ha comenzado. Las cifras, que son bajas, en Latinoamérica ha dado de qué hablar en estos días.

Según informó Europa Press, el pasado 23 de marzo, en Panamá, se dio a conocer la muerte de una pequeña de apenas 13 años de edad. La adolecerte fue ingresada al hospital después de confirmarse que estaba contagiada de COVID-19. El apresuro de llevarla a una institución médica se debe a que la pequeña sufría de una afección cardiaca.

Es conocido por todo el mundo que el coronavirus es más violento con personas mayores de 60 años, pero este caso ha causado alarma general en el país. La niña se convirtió en la quinta víctima que ha caído ante el coronavirus.

“Informamos a la población de manera responsable y transparente del fallecimiento de dos personas más producto del Covid-19, suscitados luego del corte de este domingo, 22 de marzo”, se lee en el comunicado oficial.

La persona que falleció junto a la niña es un anciano de 92 años quien había sido atendido en el Hospital Nelson Collado en Herrera. La pequeña estaba por su parte en el Hospital de Especialidades Pediátricas de la Caja de Seguro Social en la capital de Panamá

La causa de muerte de la adolescente se dio a conocer al público citando “complicaciones respiratorias a causa del COVID-19, agravadas por la afección cardiaca

Los niños generalmente sanos pueden representar solo un .2% de fallecer ante el coronavirus.

Tras estas muertes el presidente Laurentino Cortizo está evaluando en decretar cuarentena total.

Solidarizarnos con personas de alto riesgo es quedarnos en casa para evitar que la pandemia crezca tan rápido. Comparte la noticia para que más personas se mantengan alerta por si tienen seres queridos con problemas similares.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: