Estos animales se convierten en los primeros casos en Estados Unidos.

Dos gatos en Nueva York marcan los primeros casos confirmados de animales de compañía en dar positivo en COVID-19.

Se cree que los gatos contrajeron el virus de personas en sus hogares o vecindarios según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) y los Centros federales para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Este hallazgo llega después de que se dieron pruebas positivas en tigres y leones en el Zoológico del Bronx. Ambas noticias suman a número pequeño de animales con el virus en el mundo.

A pesar de esto, las autoridades estadounidenses remarcan que las mascotas no transmiten el virus a humanos.

“No queremos que la gente entre en pánico. No queremos que la gente le tenga miedo a las mascotas […] No hay evidencia de que las mascotas estén jugando un papel en la propagación de esta enfermedad a las personas“, dijo el doctor Casey Barton Behraveshun, funcionario de los CDC.

Aun así instan a que las personas no interactúen con personas o animales fuera del hogar.

Las pruebas para coronavirus en animales no se recomiendan a menos de que se sospeche que hayan estado en contacto con una persona con COVID-19 y que presente síntomas de la enfermedad.

Para la Asociación Americana de Medicina Veterinaria comenta que las mascotas pueden quedarse en hogares donde una persona tenga COVID-19, siempre y cuando puedan ser atendidos.

Hasta el día de hoy no existen pruebas que sustenten que los animales contagien a seres humanos, no los abandones. Comparte esta nota para que nadie abandone a sus mascotas y las cuiden en esta cuarentena.