Un alivio este día de fiesta

A finales de enero la provincia de Hubei, en China, declaró cuarentena, la cual prohibía la salida de personas a la calle debido al brote de coronavirus. Esto destinó a casi 2 meses de confinamiento.

“En la provincia de Hubei el confinamiento concluía la medianoche de martes a miércoles, aunque Wuhan deberá aguardar aún dos semanas hasta el 8 de abril”. Anunciaron las autoridades.

Ninguna persona podía entrar a la provincia, con excepción de personal médico y encargados de llevar bienes de primera necesidad. En esta ciudad “dada de alta”, solo pueden salir personas que están clínicamente sanas y no sean consideradas de riesgo o enfermas. Para verificar quien está sano las personas llevan un código QR oficial que indica que están en buena salud. Desde hace unos días el numero de contagiados nuevos ha sido muy poco e incluso llegó a cero. Aunque el pasado martes se registró un contagio nuevo en la capital, Wuhan.

Las restricciones ya han sido levantadas y se van a realizar paulatinamente en toda la ciudad. El presidente Xi Jinping visitó la ciudad y algunos habitantes han podido regresar a trabajar. En palabras de varios habitantes el fin del confinamiento alegra a todos. Por fin pueden regresar a ver a sus familias:

“Estoy supercontenta. Voy a poder volver a ver a mis padres en Wuhan”, dijo Zoe Wang, de 35 años, una empleada de una compañía de seguros de Shanghai.

“Espero que la gente vuelva rápidamente a una vida normal”, dijo Jessica Xiao, de 34 años, que trabaja en las finanzas.

Tres aeropuertos de Hubei volverán a abrir aunque el situado en Wuhan permanecerá cerrado. La vuelta progresiva a la vida normal se ha visto tan contundente que se han abierto parques nacionales como ciertas partes de la muralla china desde este martes. A pesar de ya estar saliendo de la pandemia que ha presentado el COVID-19, en China se mantienen tests obligatorios.

A nivel nacional el Ministerio de Sanidad anunció el martes 78 nuevos casos de coronavirus, un aumento significativo en relación a los días anteriores. Resaltan que la mayor parte de estos nuevos casos han sido personas que han llegado del extranjero. Incluso Pekín ha puesto en cuarentena a las personas que llegan a la ciudad. Las autoridades están monitoreando a los extranjeros, ellos representan un nuevo brote de COVID-19. Tendrán que pasar test para saber si están sanos a partir del miércoles.

Solo Italia ha superado a China en casos de infectados y muertos por coronavirus.

Saber que China, país de donde se originó el nuevo coronavirus, se ha podido salir poco a poco de la pandemia es un rayo de esperanza para todo el mundo. Comparte la alegría del país oriental al saber que pueden volver a vivir en paz.

Fuente: T13.com

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: