Las aguas de Puerto Marqués vuelven a brillar después de 60 años

No es un secreto que la auténtica beneficiada con el coronavirus es la tierra. Poco a poco muchos animales regresan a sus zonas donde han sido desplazados, las aguas se están limpiando y hasta la contaminación ha bajado drásticamente.

Ahora una de las playas más visitadas de México ha tenido un fenómeno que tenía cerca de 60 años de no presenciar.

La noche del 20 de abril en las playas de Puerto Marqués se pudieron ver luces fluorescentes y brillantes como resultado de la “bioluminicencia”.

Esta luz natural es originada por la enzima llamada luciferina que tiene una reacción química con el agua provocando luz.

Ya se había visto que las aguas de Acapulco podían verse cristalinas por la ausencia de turistas que abarrotan en estas fechas. Ahora este regalo de la naturaleza llega por medio de redes sociales donde rápidamente se ha vuelto viral.

Según lugareños el plancton que origina el fenómeno, no prosperaba por el exceso de personas en la playa y motos acuáticas que los mataban.

Estas imágenes nos hacen darnos cuenta que nuestra forma de consumir los recursos que el planeta nos regala, dañan al ecosistema, que hoy se repara cuando estamos en cuarentena.

Comparte este bello espectáculo con tus amigos.