Los niños son pequeños seres tiernos e inocentes que necesitan de sus padres o tutores para crecer sanos y felices, es por eso que los padres tiene un gran compromiso al criarlos y educarlos, lo cual deben hacer a través del amor, el respeto y valores.

Desafortunadamente no todo el tiempo es así, en muchas ocasiones los niños sufren de daños físicos y psicológicos por parte de sus padres que les provoca trastornos irreversibles.

Un caso así sucedió en Atlixco, Puebla en donde dos pequeñas de 2 y 3 años fueron abandonadas por su madre sin ropa, con dos biberones y con sus nombres escritos en sus manitas. La mujer que las encontró le relató a los medios lo ocurrido.

“Alrededor de las 4 de la tarde del 9 noviembre, acompañé a mi hija a la tienda, cuando veníamos de regreso me encontré a mi vecina con su hija en brazos y dos pequeñas niñas junto a ella, pensé que eran sus sobrinas”, comentó la mujer.

“Rápidamente se me acerca para pedirme ayuda y decirme que a las dos pequeñas las habían abandonado en la calle y que la madre había huido. Esta noticia me dejó helada, sentí mucha pena por las niñas así que mi vecina y yo decidimos llamar a todos los vecinos para encontrar a la madre. De acuerdo con algunas personas, la madre de las pequeñas portaba ropa negra con estampados de flores. Era una mujer delgada y de cabello rubio”, agregó la mujer.

Al no encontrar a la madre, los vecinos del lugar se dieron a la tarea de buscar a los familiares de las pequeñas, pero desafortunadamente no los pudieron encontrar. A la mujer no le importó en absoluto la suerte de sus pequeñas hijas, simplemente no apareció.

Las pequeñas lucían sucias y mal alimentadas, en sus manos tenían sus nombres escritos, la más pequeña tenia un hematoma en la frente y fue la niña mayor la que dijo la edad que cada una tenía.

“Le pregunté a la mayor que es lo que le había sucedido a lo que me contestó que su madre la había empujado contra la pared ocasionándole el hematoma de su frente”, agregó al mujer.

Una de las niñas se llama Lupita y la otra Melissa, su mamá responde al nombre de Camila. La niña mayor comentó que su madre sólo les dijo: ¨aquí espérenme¨.

Momentos más tarde llegaron los agentes de la policía al lugar y comenzaron a buscar a los familiares de las pequeñas con ayuda de los vecinos.

Debido a la terrible situación y al hecho de que no podían dar con el paradero de la madre, los vecinos decidieron alimentar a las pequeñas, colocarles pañales y ropa limpia. Fue entonces cuando descubrieron que tenían hematomas en las piernas y espalda.

Al final las niñas fueron llevadas a la Casa de Justicia de Atlixco donde pasaron varias horas hasta que fueron trasladadas a los servicios sociales.

Durante un interrogatorio las niñas confirmaron que su madre fue quien las abandonó y una vecina comentó que antes de hacerlo dieron varias vueltas por la zona hasta que finalmente dejó a las niñas en una calle concurrida y ella huyó.

Esta terrible situación ha conmovido a muchas personas que esperan que las pequeñas encuentren el amor, la atención y los cuidados que ellas merecen y necesitan para superar esta terrible experiencia.

Fuente consultada: teimporta

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

ESCRIBE TU COMENTARIO: