Aunque la playa es un lugar fantástico en el cual uno puede relajarse, disfrutar del sol, la arena y lucir su bikini, es precisamente esto último lo que pone en un gran dilema a la mayoría de las mujeres pues muchas, tienen una lucha interna la cual consiste en fortalecer su autoestima pero a veces esta lucha se ve afectada por los comentarios negativos de algunas personas que creen que no cumplen con los estereotipos ¨establecidos¨ por la sociedad en la que vivimos.

Shelly Proebstel, es una mujer de Nueva Zelanda quien ama ir a la playa. Se encontraba muy emocionada por su viaje, disfrutar del sol y la arena, pasar un día agradable relajándose, sin embargo, todo eso se vio arruinado a causa de un grupo de hombres con nada de educación que comenzaron a burlarse de ella cuando se quitó el pareo, su experiencia ahora se difunde rápidamente en redes.

Hicieron comentarios muy crueles acerca de su cuerpo, humillándola y avergonzándola sin piedad, nunca imaginaron lo que sus comentarios podían causarle emocionalmente, no era justo la forma en que estaban actuando, en especial porque ella había tenido la valentía de vencer sus miedos y exhibirse tal cual era, sin complejos, en la playa.

Tras su amarga experiencia, ella compartió una publicación en sus redes que ahora está dando la vuelta al mundo:

¨A aquellos que me señalaron y se burlaron de mí en la playa cuando me quité el pareo, mostrando no solo mi cuerpo sino también mi alma, solamente les quiero decir F*** YOU (lamento mi idioma)¨.

¨Por cabezas como la tuya es que existen personas viviendo atemorizadas por su figura. Por personas como tú, es que muchas mujeres se sienten inseguras, desconfiadas e incómodas, no disfrutan de salir en sociedad con algo que deje al descubierto incluso sus piernas¨.

¨Por esos pensamientos, muchas mujeres prefieren pasar hambre, para lograr tener el ¨cuerpo ideal¨. Por personas como tú, algunas incluso usan manga larga todo el año por miedo a mostrar sus brazos¨.

¨No pienso que seas responsable de todo, pero si debes asumir parte de tu responsabilidad¨.

¨A la otra que mires a alguien como yo en la playa usando bikini o algo que deje al descubierto un poco de su cuerpo, antes de reírte o hacer comentarios hirientes, ¡piensa!, detente un momento y reflexiona sobre el gran daño que le harás a esa persona¨, finalizó su post Shelly.

Debemos ser conscientes de que no todas las personas son capaces de resistir burlas y críticas ni tienen la capacidad de recuperarse de ellas.

Shelly comentó que ante las críticas del grupo de hombres estuvo a punto de volver a cubrir su cuerpo pero enseguida recordó lo mucho que le había costado tener seguridad en sí misma, así que con la cabeza en alto dejó su cuerpo al descubierto y disfrutó de la playa con orgullo.

La reacción de los internautas ante el post de Shelly fue fabulosa y ella hizo un segundo post para agradecer a todas esas personas que habían mostrado solidaridad.

Shelly ha estado haciendo diversos cambios en sus hábitos, ahora entrena tres veces a la semana, hace yoga, practica natación, asiste a eventos de carreras, toma dos clases de baile, camina 6 km los fines de semana y sale a pasear a su perro, todo ello lo hace por ella, no por las críticas que ha recibido. Su ritmo cardíaco permanece activo y se alimenta de manera saludable.

Para finalizar, Shelly hizo hincapié en que su sobrepeso no era una cuestión de mala relación con el ejercicio pero dejó claro que la razón no era asunto de nadie.

Esperamos que el post de Shelly llegue a todas esas personas que gozan de burlarse del físico de los demás, este mundo necesita personas más empáticas y menos personas que se metan en lo que no les incumbe.

¿Qué opinas al respecto?

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

ESCRIBE TU COMENTARIO: