Se quedó ciega por ponerse pestañas postizas

Las modas de belleza muchas veces tienen consecuencias fatales para la salud. Hace poco salió a la luz un video de una mujer que perdió la vista al ponerse pestañas postizas. Lo sorprendente es lo que dice la empleada del salón de belleza.

Megan Rixon es la protagonista de este drama que se volvió viral y ya será conocida como la persona con la peor suerte al tratar de ponerse pestañas postizas.

Megan comentó que poco después de salir del salón de belleza sus párpados le comenzaron a dolerle y fue cuando empezó a ver puntos blancos.

La encargada del lugar le dijo que “era normal” pero poco después ella misma comprobó que no lo era. La pobre mujer se dio cuenta tarde que tenía los párpados pegados y no podía a abrir los ojos.

Ante esta situación la encargada tuvo que decirle la verdad y confesó que había utilizado pegamento de uñas para poder colocarle las pestañas.

“Mi primer consejo sería que siempre realizaras una prueba de pegamento. Y en segundo lugar, pregúntale al esteticista qué pegamento usan, pide verlo”, dijo Rixson.

Aunque Megan tuvo el susto de su vida, con un poco de asistencia médica pudo volver a abrir sus ojos y recuperar su vista horas más tarde.

Debemos tener cuidado de dónde nos atendemos cuando vamos a ponernos bellas. Comparte esta nota con tus amigas para que estén atentas de a dónde van.