Es común que en los restaurantes de comida rápida siempre haya muchos clientes, el personal de estos lugares saben que dichos clientes desean comer bien, barato y que además se les atienda lo más rápido posible.

Cuando el servicio es bueno, los clientes vuelven, incluso algunas veces acaban convirtiéndose en amigos de los meseros y los empleados que están detrás de la barra por la frecuencia con la que van al lugar

Tal es el caso de Vicki Anderson, una mujer que trabaja en el McDonalds de South Hutchinson en Kansa, Estados Unidos.

En una ocasión Vicki trabaja su turno como cualquier otro día, inesperadamente recibió la visita de un cliente fiel, Chris Ellis, quien la conocía muy bien, para los demás se trataba de un completo desconocido pero él solía platicar con ella.

El hombre sabía que el carro de Vicki se había descompuesto y que sus compañeros le hacían el favor en ocasiones de recogerla para llevarla al trabajo.

Ese día, Vicki tenía el presentimiento de que sería despedida pues anteriormente su jefe la había mandado a llamar para comentarle algo.

Estaba preocupada y muy ansiosa, nunca imaginó que ese sería un día inolvidable y no precisamente porque fuera a ocurrir algo negativo, todo fue mucho mejor de lo que imaginaba.

La mujer solía disfrutar mucho de las pláticas con Chris pues la hacía reír con sus bromas.

Él y su hijo Josh, le habían preparado una emboscada pero con una gran sorpresa.

Ella le preguntó que si conocía un lugar en donde pudiera encontrar un auto barato pues creía que llevar el suyo al mecánico le resultaría más caro. Ante esto Chris tuvo una grandiosa idea.

Resulta que el hijo de Chris acababa de comprarse un coche nuevo y andaba vendiendo el viejo, así que Chris miró una gran oportunidad en ello de hacer algo grandioso por Vicki.

¡Compró el auto que su hijo vendía para regalárselo a Vicki!

Claro, el hijo también puso su granito de arena y bajó el precio del coche.

El jefe de Vicki se encontraba junto con Chris y Josh en el aparcamiento, también sabía sobre la sorpresa que le tenían preparada mientras Vicki se encontraba muy nerviosa e impaciente.

Cuando descubrió la gran sorpresa no pudo evitar las lágrimas ante tan noble gesto por parte de su amigo.

En el siguiente vídeo podrás ver la reacción de ella:

Ahora Vicki ya no tendrá problema alguno cuando quiera trasladarse de un lugar a otro.

Aunque Chris fue bastante generoso, te sorprendería lo que el mínimo gesto hecho con amor, puede causar en una persona.

¡Por más bondad y nobleza en el mundo!

F: Newsner

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

ESCRIBE TU COMENTARIO: