El mundo sólo tendrá cambios reales cuando la diversidad sea aceptada y no juzgada.

Emily Scheck vivió una dolorosa experiencia, un rechazo que no se esperaba por parte de su familia cuando su madre encontró entre sus cosas una fotografía en la que aparecía con su pareja.

La joven de 19 años es corredora profesional de Canisius College de Nueva York. Un día su madre encontró entre sus pertenencias una fotografía que revelaba que Emily tenía una relación amorosa con una chica, Justyna Wilkinson. Sin querer averiguar más ni ser comprensiva, la mujer corrió a su hija de su casa.

Ni siquiera quiso hablar con ella, al descubrir la fotografía simplemente le envió un mensaje de texto con lo siguiente:

¨He terminado contigo a partir de ahora. Hoy comienzas a ser independiente. Hazte cargo de ti misma y no vuelvas a contactarme, tampoco a tu padre y menos a tus hermanos¨.

La joven decepcionada por las palabras de su madre la enfrentó para saber a qué se debían y ella sólo respondió: ¨me repugnas¨.

Para la joven fue un golpe muy duro el rechazo de su familia sólo por su orientación, sólo por no ser como ellos querían. Así que sin más abandonó su hogar y se quedó a la deriva sin un techo, sin alimento y con un montón de deudas, además, temía no poder continuar más con sus estudios.

La única opción que su familia le dio fue ir a terapia de conversión pero ella se negó, además, le confiscaron el auto por tener matrículas vencidas y lo peor es que todas sus pertenencias estaban dentro de él. Su padre se negó a continuar pagando la póliza de seguro del coche y ahora con ello tenía varios gastos que cubrir, sin contar que tenía que encontrar donde quedarse.

Su novia la apoyó en todo momento y a pesar de que Emily se sentía muy decaída por los hechos, no se dio por vencida, tenía una beca atlética parcial y decidió conseguirse otros pequeños empleos que la salvaran de sus problemas financieros.

Al verla sola y mal, sus amigos y compañeros decidieron solidarizarse con ella y comenzaron una campaña de recaudación de fondos en GoFundMe para ayudarla a salir adelante de sus problemas financieros y no tuviera que abandonar sus estudios.

Nunca imaginaron que tantas personas ayudarían a Emily hasta recaudar más de 100 mil dólares.

¨No tengo palabras para agradecer este gesto tan bondadoso y ayudarme de tal manera. En verdad infinitas gracias. Nunca me pasó por la mente recibir tanto apoyo y por eso mismo he dejado de recibir donativos porque su caridad ha sido más de lo esperado. Con esto compruebo que la familia no siempre es lo que tienes, en ocasiones es lo que encuentras sin buscar¨, dijo Emily.

Emily siempre había soñado con cursar su carrera universitaria en la National Collegiate Athletic Association pero esta institución prohíbe que los estudiantes atletas reciban servicios o bienes, sin embargo, al saber esto muchas personas se unieron para pedir a la institución que ante lo ocurrido con Emily fueran flexibles e hicieran una excepción, fueron tantas las peticiones que la NCAA terminó haciendo la excepción.

La historia de Emily tuvo tanta difusión que incluso un medio local entrevistó a sus padres para conocer su postura. Timothy Scheck, padre de Emily, dijo que habían actuado motivados por la decepción y la rabia pero que él quería a su hija de regreso y que la familia completa la aceptara, además, recalcó que él amaba a su hija.

Emily por su parte declaró que el comportamiento de sus padres había cambiado después de que la campaña fuera creada y que no sabía que pensar al respecto.

Definitivamente esta experiencia la hará crecer y madurar.

Su historia ha conmovido a miles de personas, incluidas activistas de la comunidad LGTBT que día a día luchan para acabar con la discriminación y la violencia contra las personas homosexuales.

Esperemos que Emily logre salir adelante y superar este episodio de su vida, así como su padres en verdad la acepten.

Fuente consultada: viralistas

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

ESCRIBE TU COMENTARIO: