La llegada de un bebé siempre trae mucha alegría a una familia, sobre todo cuando es tan deseado y esperado.

Durante el embarazo pueden surgir muchos inconvenientes, es por eso que las futuras madres deben tomar algunas precauciones sugeridas por el médico o estar en constante revisión médica para que todo marche bien.

Sin embargo, si bien es cierto en ocasiones aún cuando se tomen todas las medidas necesarias, las cosas no siempre salen como se desea.

Eso es tal y lo que le ocurrió a Sara Heller y su esposo Chris con su pequeño Brody. En la semana 24 de embarazo recibieron una noticia que lo cambió todo, excepto el amor que ellos sentían por su bebé.

Una ecografía reveló que bebé venía con complicaciones, entonces los médicos sugirieron a la pareja practicar un aborto o elegir ellos qué hacer.

El pequeño tenía una hendidura bilateral de labio y paladar, el médico le comentó a la pareja que esa malformación le causaría problemas de salud en un futuro, sin contar que la deformación era muy notable en su carita.

Ante la recomendación de los médicos de interrumpir el embarazo, los futuros padres se aferraron a una única decisión, la misma que tenían en mente desde que se enteraron de que serían padres.

Sara y Chris se negaron rotundamente a interrumpir su embarazo, a ellos no les importaba la apariencia de su bebé y estaban dispuestos a no darse por vencidos con tal de darle una buena vida y que él pudiera gozar de esta como cualquier otro niño.

La experiencia fue dura y por ello decidieron difundir su historia en redes para sensibilizar al mundo y concienciar sobre las deformaciones con las que algunos bebés pueden llegar a nacer.

¨Es increíble sentirse tan orgulloso de un hijo sin importar las condiciones, nosotros deseábamos cambiar la imagen que se tiene de las ecografías de un recién nacido en nuestras redes¨, comentó Chris.

Los padres estaban consientes del gran trabajo que representaba seguir adelante.

¨Nuestra mayor preocupación es que él no pudiera comer, beber, sonreír e incluso respirar bien pues los labios y el paladar hendidos podrían dificultarlo¨, dijo Sara.

Los padres comentan que cuando salían de paseo algunos curiosos se acercaban a preguntar por la condición del bebé, querían saber qué era lo que le había ocurrido en su carita. Con educación y una entereza inquebrantable, ambos respondían.

¨Buscar enfrentamientos hubiera sido muy desgastante así que preferí la educación por delante pues es como quiero que Brody actúe en un futuro. Además quiero que él sea el abogado de jóvenes con su misma condición y que no tengan voz propia¨, agregó Sara.

Pero también han surgido muchas personas que han ofrecido su ayuda para mejorar la condición del pequeño, incluso la pareja contó una experiencia que vivieron en un restaurante cuando un desconocido les entregó un papel doblado y resultó ser un cheque por 1000 dólares, además una nota que decía: ¨Para ese hermoso bebé¨.

Ese dinero formó parte del que necesitaban para reconstruir el rostro de Brody pues el tratamiento al que debía ser sometido era muy costoso.

Cuando la historia de esta familia se viralizó, muchas personas se ofrecieron a ayudarlos para que Brody pudiera ser intervenido lo antes posible. Ahora se está recuperando bastante rápido, el pequeño es todo un guerrero.

Posiblemente más adelante deba ser intervenido otra vez pero estos padres no se rinden y continuarán adelante hasta lograr darle a su hijo una mejor vida. Ahora el pequeño Brody tiene dos años y luce muy distinto. Continúa siendo un niño hermoso y feliz, muy amado por sus orgullosos padres.

Sin duda esta es una historia que conmueve y nos deja como lección que las segundas oportunidades a niños como Brody, es lo que este mundo necesita. La fe es algo que nunca debe perderse ¿no crees?

Deseamos de corazón que las próximas intervenciones quirúrgicas sean tan exitosas como la primera, lo mejor a esta hermosa familia.

Fuente consultada: viralistas

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

ESCRIBE TU COMENTARIO: