La madre todavía recuerda el momento exacto en que se dio cuenta de que algo no estaba bien con sus gemelos

La pérdida de un hijo por cáncer es la peor pesadilla de todos los padres, pero imagínense perder a dos hijos dentro de un año y medio el uno del otro. Esto se convirtió en la realidad de nuestra familia cuando nuestros gemelos Seth y Joel fallecieron de cáncer antes de los 5 años de edad.

Will y Natalie Decker amaron su vida caótica desde el nacimiento de sus hijos gemelos idénticos Seth y Joel en 2014. Ya tenían un hijo de casi 5 años. Fue agitado, pero lo apreciaban todo.

Courtesy of the St. Baldrick’s Foundation

“Estaba muy ocupado y agitado. Disfrutamos cada minuto de tener tres niños en la casa, y la risa y el ruido, y cuánto se amaban, y nos divertimos juntos”, recordó Natalie durante una entrevista con la revista PEOPLE.

“Todavía es difícil para nosotros comprender que Seth y Joel nunca volverán a casa. Desde el momento en que nacieron nuestros gemelos, fueron mejores amigos que hicieron todo juntos.” Comentó Natalie.

“A menudo pensamos en nuestro tiempo juntos como familia, viendo a nuestros tres hijos jugando en casa como algunos de nuestros recuerdos más preciados. Echamos de menos la satisfacción de esos años y muchas veces anhelamos el tiempo que teníamos antes de que los niños se enfermaran”.

Los diagnósticos

Natalie empezó a notar manchas moradas en el pecho de Seth. Lo que hizo que la madre llevara a su hijo al pediatra. Después de varios estudios se dieron cuenta que tenía las plaquetas alarmantemente bajas.

Después de algunas semanas de más estudios le dieron un diagnóstico terrible: Seth tenía Leucemia mieloide aguda, en casos como este es probable que el gemelo también desarrolle este tipo de enfermedad.

Tras escuchar esto, la madre también llevó al hermano de Seth, Joe, y sus peores miedos se vieron materializados: el pequeño también tenía leucemia y las células cancerígenas se estaban acumulando en su médula. Ambos necesitarían un transplante para aspirar a luchar por su salud.

En algún momento de la lucha, la familia tuvo un un respiro, y se dio de alta a los gemelos. Parecía que las quimios y el tratamiento habían dado resultados, pero Joe dio indicios que el cáncer había regresado.

“Sabíamos que sucedería lo peor. Sólo queríamos compartir con ellos todo el tiempo posible”. Dijo la madre.

Lo peor sucedió cuando Joe, a pesar de ser a quien se le detectó el cáncer gracias al diagnostico de su hermano, murió al perder la lucha contra su enfermedad. Mientras esto sucedió, Seth empeoró de su salud y necesitaba urgentemente otro transplante de médula.

El pequeño cuerpo de Seth rechazó el transplante y solo un año y medio después de la muerte de Joe, Seth murió. Joe tenía 3 años cuando tenía 3 años, mientras que Seth tenía 4.

“Estábamos devastados, nadie espera que tus ángeles mueran por las mismas causas y con tan poco tiempo de diferencia”

Algo que ayudó a la familia con su aflicción fue iniciar una fundación que recauda dinero para ayudar en investigaciones contra cáncer infantil. Comparte esta historia para que más gente sea consciente de este tipo de enfermedades.