No hay mayor alegría para las parejas enamoradas y que han decidido unir su vida para formar una familia, que recibir la noticia de que se convertirán en padres. Pero ¿qué sienten cuando en vez de saber que viene un bebé en camino descubren que vienen varios?

Es lo que les ocurrió a Alexandra Kinov, una mujer de 23 años originaria de Praga, República Checa y Antonin Kroscen, su novio.

Ya eran padres de un bebé y saber que otro venía en camino los llenó de alegría y mucha felicidad, sin embargo, nunca sospecharon la gran sorpresa que se llevarían.

La pareja contemplaba la posibilidad de tener gemelos porque en la familia de ambos había casos de partos gemelares. Con el tiempo pudieron confirmar que en efecto, esperaban gemelos.

Sin embargo, el médico no quedó muy convencido y pidió a la joven madre que repitiera el escáner otra vez, para sorpresa de la pareja no eran dos, ¡eran tres bebés!

La joven pareja no lo podía creer y fue hasta que les dijeron el estado definitivo, que Alexandra pudo sentirse en paz.

¡Eran cinco bebés los que la joven madre esperaba! Aunque los médicos lo sospechaban, necesitaban estar seguros y que el escáner fuera más claro para darles la gran noticia.

Les comentaron que para que una mujer quede embarazada de quintillizos de manera natural, la probabilidad es una en varios millones.

Las siguientes ecografías eran muy confusas, sólo se podían ver cabecitas y piernitas, así que Alexandra decidió esperar a dar a luz para saber el sexo de sus bebés.

Finalmente el gran día llegó, Alexandra se preparó para dar a luz a sus bebés, este caso se volvió histórico en su país. A través de una cesárea nacieron cuatro niños y una niña, fueron alrededor de 40 personas las que asistieron este parte debido a que se tornó un poco complicado.

Lamentablemente Antonin, el padre de los pequeños, no pudo estar presente durante el parte debido a un inesperado atasco, algo que continúa reprochándose pues es algo que deseaba con todo su ser.

¨Me sentí decepcionado y muy furioso, yo quería y debía estar ahí, siempre extrañaré ese momento¨, comentó Antonin.

Afortunadamente los bebés nacieron con buena salud y fueron llamados Alex, Deniel, Martin, Michael y Terezka.

Estos quintillizos fueron los primeros en nacer en República Checa, el último caso se registró en 1949, los médicos comentaron que algo así sucede una vez cada 480 años.

Las probabilidades de que los bebés hubieran nacido sin complicaciones y saludables en el futuro es de 1 en 47 millones.

Han pasado 6 años del histórico alumbramiento y los pequeños continúan siendo niños sanos y muy felices. En ocasiones pasa que los nacimientos múltiples deriven problemas de salud, sin embargo, estos quintillizos tuvieron el 95% de posibilidad de crecer sin ningún problema.

Sin duda Alexandra y Antonin formaron una preciosa familia ¿no crees? Les deseamos toda la felicidad del mundo.

F: Viralistas

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

ESCRIBE TU COMENTARIO: