Dicen que uno de los mejores regalos de la vida es ser padres, desafortunadamente no todas las personas pueden convertirse en ello de manera natural, por lo que acuden a una segunda opción como lo es el adoptar. Katie Page es un claro ejemplo de ello, luego de que decidiera adoptar a dos hermosos niños.

Esto no fue algo fuera de lo común ya que no es la primera ni la ultima en adoptar, pero a diferencia de muchas personas su caso ha causado conmoción luego de descubrir el lazo que une a Grayson y a Hannah, sus dos hijos adoptivos. Katie se había separado de su esposo a sus 30 años de edad, desde ese momento decidió enfocarse en su vida profesional y con el paso del tiempo logró comprarse la casa de sus sueños.

Un día recibió un correo de una iglesia local, mismo que hablaba acerca de la crianza de niños, esto le llamó mucho la atención. Katie decidió asistir a una reunión donde quedó muy impactada sobre la manera tan trágica en que eran criados algunos niños, y fue precisamente el motivo que la llevó a adoptar.

Ella comentó lo siguiente: “Después de asistir a la reunión escuché cosas sobre el cuidado y la crianza que me impactaron y me asustaron mucho, pero a su vez también me llamó la atención y no pude dejar de pensar en eso”.

En el 2015, esta mujer decidió llenar los papeles y postularse para su primera adopción. Estaba muy involucrada sobre la crianza y el cuidado de niños debido a que ya había cuidado niños que habían sido maltratados. En una ocasión la llamaron para que cuidara a un niño que tenía 4 días de nacido que había sido abandonado en un hospital. Al parecer su madre tenía problemas con las drogas.

Desde el primer momento Katie se encariñó con el pequeño. Después de que las autoridades buscaran a la madre por 11 meses y no encontraran ninguna pista, ella pudo adoptar al pequeño a quien llamó Grayson.

Katie dijo que la madre biológica jamás respondió a los anuncios del periódico ni regresó al hospital.

Estaba feliz por haber adoptado a su primer hijo y por convertirse en madre, para su sorpresa la trabajadora social le comentó que la habían considerado para una segunda adopción, ella no tenía ningún problema con convertirse en madre de dos pequeños.

Meses después se enteró que una pequeña de tan sólo 4 días había sido abandonada en el mismo hospital que nació Grayson y desde luego ella sabía que necesitaba un hogar. Ya que era un caso muy similar al de su primer hijo, la trabajadora social la consideró como una primera opción. Al principio todo marchaba con normalidad, hasta que comenzaron a sospechar sobre la procedencia de la pequeña.

Katie comenzó a revisar los brazaletes de la niña y encontró que el nombre de pila de la madre coincidía con el nombre de la mujer que había entregado a Grayson en el hospital. Al seguir revisando los documentos de alta en el hospital encontró la fecha de nacimiento de la madre.

Desde ese momento comenzó a pensar que tal vez los dos niños podrían ser hermanos de sangre. Pero al preguntarle a la trabajadora social que se encargaba de ese caso, esta descartó toda posibilidad.

Katie, no se dio por vencida, así que decidió reunirse con la madre de la niña, en ese momento se dio cuenta del gran parecido que tenía con su hijo adoptivo.

Al final la trabajadora social comenzó a investigar un poco más sobre esta situación y descubrió la verdad de todo, los niños si eran hermanos biológicos. Esto terminó siendo un hermoso milagro, además también ayudó a que Katie terminara por concretar la adopción de la pequeña a quien llamó Hannah.

Un ángel cuidando dos angelitos

Hoy en día Katie Page se ha convertido en una mujer y una madre muy afortunada y comprometida a criar a sus hijos adoptivos de la mejor manera.C

Comparte esta hermosa historia y prueba de que el destino los puso en su lugar. 

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: