El amor por su profesión no conoce límites

Muchos alumnos pueden decir que la pasan de lo mejor estando en sus casas sin clases, otros puede que no la estén pasando tan bien, al no tener acceso a internet ¿Cómo pueden mantenerse al corriente con sus estudios?

Para una maestra de Argentina esta situación le preocupó. Ante el cierre de escuelas por la cuarentena por COVID-19 muchos niños de la comunidad de Maciel, en Santa Fe, no pueden estar al corriente con sus tareas, pues no tienen como para solventar el pago de internet.

La docente, incentivada por el amor a su profesión y a sus alumnos, decidió ayudar a la comunidad llevando personalmente las tareas a sus alumnos, recorriendo cerca de 10 km cada día.

En una entrevista Maria explica que por seguridad de todos al llevar las tareas las deja en una bolsa junto con un mensaje positivo y las cuelga en las cercas o rejas de las casas de sus alumnos.

“Como no hay clases y los chicos no tienen internet ni teléfonos, se me ocurrió dejarles la tarea colgada en bolsitas en las tranqueras. Cuando pasa una semana voy y las retiro con los deberes hechos. Hablamos a la distancia: ellos me preguntan lo que no entendieron y nos quedamos charlando un ratito. Ellos me extrañan y yo a ellos.” Comenta María

La maestra decidió publicar fotos en Facebook donde se ven los cercos con las bolsas de plástico que llevan la tarea de cada pequeño. La publicación se volvió viral y rápidamente los medios locales la encontraron para conversar con ella.

“Dejando en las tranqueras las actividades para mis alumnos… También necesitan una continuidad pedagógica y NO HAY INTERNET…
Los felicito a mis alumnos y a sus padres!” con ese mensaje publica el amor que tiene a ser maestra.

Ella es un ejemplo en esta pandemia. Todos los niños merecen tener la oportunidad de seguir sus estudios. Comparte esta noticia para que la labor de esta maestra se replique.