María Laura Ferreyra, una mujer argentina de 42 años quedó en coma luego de golpearse la cabeza en un accidente en motocicleta.

El accidente fue causado por un asalto en la ciudad de Córdoba, Argentina y la llevó a caer en coma por 2 meses. Durante este tiempo, su esposo la visitaba pero ella no mostraba mejorías.

Un día, su esposo Martín Delgado llevó a su pequeña de 2 años para que visitar a su madre y ese fue el día que la familia volvió a tener la esperanza de estar juntos próximamente.

Cuando la pequeña vio a su madre, se recostó sobre su pecho y le pidió que la amamantara, y  justo en ese momento en el que María Laura escuchó su voz y su petición, abrió los ojos y la alimentó.

La escena parecía irreal, era sin duda un milagro fortalecido por el amor de una madre a sus hijos. Los médicos no se explican cómo fue que despertó tan repentinamente para atender a su hija, a pesar de que María Laura había presentado cierta actividad neurológica como mover sus dedos durante la cuarta semana.

Por ahora, María Laura fue trasladada a un centro de rehabilitación para recibir la atención necesaria ya que aunque despertó, ha presentado dificultades para reconocer su entorno, o hablar.

Es increíble lo que el amor de una madre puede lograr, la conexión que establecen con sus hijos es tan asombrante que sin dudas mueve montañas.

 

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: