Eliza Curby de Australia decidió compartir su sorprendente historia que muchos han considerado ¨un milagro de vida¨.

Generalmente cuando una mujer da a luz, su médico le recomienda descansar 40 días de tener intimidad con la pareja, aunque si somos realistas no todas cumplen con esta sugerencia.

 

En el 2016, Eliza dio a luz a su primera hija a la cual decidió llamar Charlie, ella y su esposo estaban muy felices pues habían esperado mucho tiempo para formar su propia familia y el sueño se había hecho realidad. Después de planificarlo, las cosas resultaron tal cual, por fortuna.

Como a la mayoría sino es que a todas, el médico le recomendó a Eliza esperar un mes y medio para que su cuerpo lograra recuperarse pero ella hizo caso omiso a esto.

Al poco tiempo comenzó a sentirse extraña, aseguraba que algo no estaba bien y que hasta cierto punto se sentía muy incómoda con su cuerpo.

¨Me sentía muy cansada y no era precisamente por mis labores como mamá y esposa, sólo tenía un mes de haber tenido a Charlie y me sentía realmente exhausta¨, comentó Eliza.

Amigos y familiares le sugerían descansar pues pensaban que tal vez era falta de sueño pero ella no lograba convencerse de ello, incluso llegó a decirle a su esposo: ¨Creo que estoy embarazada otra vez¨, pero esto sólo reía sin decir media palabra pues creía que era una broma.

Eliza continuó con los malestares hasta que por fin se decidió ir al médico, mismo que le dio la gran noticia de que nuevamente estaba embarazada y que esta vez sería muy distinto.

Ni ella ni su esposo podían creerlo así que decidieron esperar dos semanas y cuatro pruebas de embarazo fueron suficientes para dejar de pensar que el médico se equivocaba.

¡Una ecografía reveló que estaba esperando mellizos!

A los nueve meses nacieron sus hermosos bebés e increíblemente de ser tres pasaron a ser cinco en un mismo año.

¨Por fortuna ahora tenemos una camioneta en la que podemos ir de un lado a otro muy cómodamente¨, agrega Eliza.

Eliza finaliza diciendo que ser mamá es lo mejor que le ha pasado y que está muy feliz con su gran familia, ella y Ben habían deseado por mucho tiempo ser padres y ahora tienen a tres pequeñitos maravillosos.

No cabe duda de que la vida siempre tiene grandes sorpresas. ¿Qué opinas de esta hermosa familia? ¿Conoces a alguien que le haya ocurrido lo mismo que a Eliza?

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: