Janet y Graham Walton de Liverpool, Inglaterra pasaron a la historia hace 35 años al tener sextillizas.

Tras varios intentos porque Janet quedara embarazada y luego de sufrir la decepción de que una docena de tratamientos de fertilidad fallaran, el milagro por fin ocurrió.

Mantuvieron su esperanza firme y justo tras el último intento, Janet recibió la noticia de que estaba embarazada.

La alegría que sintieron ante tal noticia no fue comparada con la de saber que se convertirían en padres de seis hijos y es que Janet esperaba sextillizas.

Por fortuna no hubo complicaciones durante ni después del embarazado. Las hermanas Walton nacieron en la semana 31, en 1983, sanas. Fueron llamadas: Sarah, Hannah, Jennie, Ruth, Kate y Luci.

Cuando Janet tenía ocho semanas de embarazo, los doctores le recomendaron hospitalizarse, así las posibilidades de que todas las bebés nacieran serían mayores pues siempre estaría bajo supervisión.

La pareja ha señalado que durante los dos primeros años durmieron muy poco, apenas un par de horas y es que se turnaban para cuidar de las bebés. A pesar de todo Janet estaba encantada con la nueva experiencia.

¨Vivimos muy rápidos los dos primeros años. Lo único que siempre lamentaremos es no haber tenido más tiempo para disfrutarlas¨, comentó en una ocasión la orgullosa madre de seis pequeñas.

Sarah es la primera en dar a luz a una hija, misma a la que decidió llamar Jorgie. Las seis son muy unidas y siempre tratan de apoyarse en lo posible.

 

Tías y abuelos han enloquecido con la bebé, Janet comenta lo siguiente al respecto:

¨Cuando miré sus ojitos se me iluminó la vida¨.

Una familia que además de numerosa, se ve que se apoya mutuamente.

¿Te imaginas ser sextillizo? ¿Cómo crees que sería tu día a día?

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: