Los héroes que todos necesitamos

El epicentro del nuevo coronavirus fue China, principalmente en Wuhan, y se ha visto que la ciudad ha superado el brote poco a poco en aproximadamente 3 meses. El siguiente gran caso de este virus se encuentra en Italia, y es quien lidera el número de víctimas mortales a nivel mundial.

Los factores que han influenciado en demasía a este país europeo es que su población de la tercera edad es más extensa que en otros lugares del mundo y debido a esto la cantidad de personas que están en hospitales han hecho que surja un grupo nuevo de personas vulnerables: los médicos.

El personal en hospitales se encuentra propenso ante la llegada del COVID-19 a cualquier país ya que en palabras de un médico español: “No es lo mismo comer un bocado de una hamburguesa mala, que comer toda la hamburguesa” haciendo alusión que no es igual estar expuesto a una pequeña cantidad del virus, que exponerse a diario a muchas dosis del mismo.

Todos los días se presencia con dolor y pánico al avanzar de este virus, que si bien no es tan mortal, sí es peligroso su nivel de contagio. Recientemente en Italia han fallecido 5 médicos que estuvieron en la primer línea de lucha para afrontarlo. Ellos se suman a los trece profesionales de la medicina que han perdido la vida y a los más de 2.600 trabajadores infectados en Italia:

Luigi Ablondi tenía 66 años de edad y falleció en la lucha contra el COVID-19. Al igual Giuseppe Finzi tenía 62 cuando perdió la lucha contra el virus. Ambos habían salido de su retiro para ayudar a sus colegas en los hospitales.

Doctor Luigi Ablondi

 

Doctor Giuseppe Finzi

 

“Cumplimos con el penoso deber de informar de la desaparición física de los compañeros Luigi Ablondi, ex gerente general del hospital Crema, Giuseppe Finzi, un médico del hospital en Cremona y un médico general en Bérgamo llamado Antonino Buttafuoco”, aseguró el Colegio de Médicos de Italia.

Cerca del .3% de los trabajadores de salud talianos han sido infectados del virus y se une también la denuncia que se ha hecho de que se ven obligados a laborar sin el mínimo de protección contra el virus.

Esto afectó también a otras 3 víctimas del coronavirus pertenecientes a los especialistas de la salud.

Antonino Buttafuoco de 66 años de edad dio positivo en COVID-19 y no logró superar su infección.

 

Doctor Antonino Buttafuoco

Luigi Frusciante y Giuseppe Lanati de 70 años de edad lucharon hasta el final por contener lo más que pudieran la oleada de infectados que ha tenido Italia.

Doctor Luigi Frusciante

 

Doctor Giuseppe Lanati

En palabras del primer ministro del país eurpeo “Pasarán unos días antes de que veamos los beneficios”.

Comparte esta noticia con todos los que puedas para que se sepa quienes son los que arriesgan día a día su vida para ayudarnos a nosotros a vivirla. Son verdaderos héroes.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: