Esta mujer hizo algo simplemente increíble con la nota que recibió.

Raimundo es un hombre que vivía en las calles de Brasil pues no tenía un hogar, durante 35 años pasó cada día sentándose en la misma esquina. A diario miraba que las personas transitaban sin voltearlo a ver, pues tenía un aspecto sucio y muy descuidado. Pero en una ocasión para su suerte una mujer se le acercó y en ese momento su vida cambió.

La historia de Raimundo Arruda Sobrinho, ha llamado mucho la atención ya que su vida dio un cambio radical gracias a la bondad desinteresada de una mujer. Por más de tres décadas vivió en la calle y de las limosnas de las personas. No tenía una casa en donde resguardarse, bañarse, alimentarse y llevar una vida digna.

Meu grande encontro de 2011! Sou mto grata por ter conhecido e conviver com Raimundo! Mestre, poeta, uma pessoa incrível que a cada encontro me engrandece!

Publicada por Raimundo Arruda Sobrinho en Martes, 3 de enero de 2012

Un papel en las manos de la mujer lo cambió todo.

Raimundo siempre llevaba en mano papel y lápiz. En su soledad escribía todo lo que le inspiraba sin que nadie lo interrumpiera, escribía bellos poemas mientras parecía ser invisible para los demás. Sin embargo, hubo una mujer para la que Raimundo no fue invisible.

En una ocasión, Shalla Monteiro caminaba por las calles cuando se encontró con Raimundo. Aunque no era la primera vez que lo miraba ya que en el vecindario el hombre era conocido. La mujer se detuvo a preguntar qué era lo que escribía a diario. Él le contestó que amaba ser poeta, Shalla le pidió prestado uno de sus poemas para leerlo, después de hacerlo quedó asombrada ante tal prosa.

Ella hizo algo que cambió por completo su vida.

Shalla sabía lo talentoso que era Raimundo y el tesoro que tenía entre sus manos, así que decidió crear un perfil en Facebook con el nombre del poeta para que todo el mundo lo conociera y disfrutara de su talento.

Lo inesperado.

Después de que todo el mundo lo conoció a través de Facebook, el hombre se detenía a hablar con la gente, la mayoría de las personas lo felicitaba por su talento. En una ocasión se encontró con su hermano a través de la red social y gracias a eso pudo reunirse con su familia ya que su hermano lo llevó a vivir a su casa. Después de 35 años Raimundo se cortó el cabello, se cambió de ropa y cambió su personalidad totalmente.

Una personalidad oculta tras sus ropajes
Shalla describe a Raimundo en su perfil de Facebook como un hombre culto que le gusta citar a autores, le encanta la música clásica, leer mucho y hablar con maestría. También cuenta que ha leído una gran cantidad de libros que lo han salvado. De acuerdo a esta mujer, Raimundo siempre ha tenido un sueño y es que sus poemas se vuelvan famosos y que recorran el mundo, es por eso que ella se ha empeñado a ayudar al hombre a cumplir su sueño.

La no-indiferencia, puede hacer una gran diferencia

Es normal encontrarse con personas sin hogar que piden limosna o duermen en una banca o en un parque, en especial cuando vives en lugares de bajos recursos. Es triste ver a este tipo de personas y el estilo de vida que llevan, pero es más triste verlos y voltearse a otro lado para no ayudarlos, a veces hacer una buena acción puede satisfacernos a nosotros y hacer un gran cambio en la persona que ayudamos.

Debemos aprender a no ser indiferentes ante la situación del prójimo, tal y como lo hizo esta mujer que cambió la vida de un hombre con un pequeño gesto.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

ESCRIBE TU COMENTARIO: