Carmen Quinteros Giménez, teniente de fragata de 33 años, ha tenido una vida muy difícil, especialmente por ser mujer y tener que defender a capa y espada sus derechos en un ambiente laboral considerado eminentemente machista.

Pero sin importar las dificultades ella se ha centrado en ser la mejor profesional, no sólo ha logrado destacar sino también ha tenido una conducta intachable.

Carmen, originaria de Paraguay, se enfrenta recientemente a la justicia por la más injusta de las razones.

Luego de regresar de su baja de maternidad hace 3 años, pidió ser exonerada de las guardias de 24 horas cada 3 días que le eran exigidas, esto para poder amamantar a su bebé, lamentablemente, su petición fue denegada por sus superiores y la Justicia Militar.

Ante el rechazo de su solicitud pero acostumbrada a no darse por vencida, acudió decidida a la Justicia Civil para hacer valer sus derechos.

Sin embargo, tal reclamo le costó un sumario por ¨calumnia y faltas contra la disciplina militar¨.

Finalmente apenas la semana pasada la Corte Suprema de Paraguay ratificó el fallo que la Corte Suprema de Justicia Militar dictó en 2017.

Ahora se enfrenta a una condena de 45 días de prisión, aparentemente por ¨faltas disciplinarias¨, la cual cumplirá bajo arresto domiciliario.

Un grupo de feministas se movilizaron luego de que los militares comenzaran una campaña mediática para inculparla de haber divulgado calumnias en contra de la institución, haciendo lo posible por enviarla a prisión.

Pero Quinteros no estaba sola, tenía el apoyo de la Convención sobre los Derechos del Niño, la Constitución Paraguaya y la Ley de Lactancia Materna de 2015, pero los estatutos militares de 1997, establece que está en mano del comandante los permisos de maternidad, por desgracia en esa ley la palabra de la mujer no aparece ni una vez.

La fiscal comentó que ninguno de los comandantes había querido conceder el permiso pero el niño no dejaba de ser niño solo porque su mamá fuera una militar.

Debido a que su caso no tiene solución ante las autoridades militares y civiles, Carmen deberá presentarse ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

La ministra de la mujer comentó lo siguiente:

¨El Ministerio de la Mujer muestra su preocupación ante las medidas que se tomaron en contra de la Teniente Coronel Carmen Quinteros, pues la lactancia materna es un derecho tanto de los niños y niñas como de la madre, la que tendrá que otorgarse en condiciones¨.

Este caso no pasó desapercibido en redes sociales, los internautas mostraron su solidaridad y Carmen no ha perdido la esperanza de que se le haga justicia.

Por su parte Mario Abdo Benítez, presidente de Paraguay, dijo que no podía hacer nada al respecto porque no podía ir contra la ley, esto luego de recibir algunas peticiones para que intercediera por la teniente.

¿Qué opinas de esta terrible injusticia?

Fuente consultada: Viralistas

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: