No esperaban encontrar algo así.

Una familia de Virginia, en Estados Unidos, salió de paseo en su auto para mitigar el estar semanas encerrados por la cuarentena.

David y Emily Schantz estaban paseando en el condado de Caroline el sábado pasado cuando divisaron lo que pensaron que era una bolsa de basura, pararon a recogerla para dejarla en el basurero más cercano que encontraran. Lanzaron las bolsas a la parte trasera y continuaron con su viaje.

Cuando regresaron a su hogar dispuestos a tirar las bolsas en su contenedor se llevaron una enorme sorpresa:

“Dentro de la bolsa, había bolsitas plásticas con una inscripción que decía ‘bóveda de efectivo’“, le dijo Schantz.

La familia rápidamente llamó a las autoridades policiacas quienes arribaron rápidamente al domicilio. En total contabilizaron casi un millón de dólares.

El Mayor Scott Moser, de la policía de Caroline, declaró que ya hicieron un rastreo del origen del dinero, pero que no saben en cómo llegó a parar en medio de la carretera.

También espera que quienes lo perdieron le den una excelente recompensa a los Schantz por su honestidad aún en medio de la necesidad que generó la pandemia.

“Es lo menos que se merecen por sus acciones”, dijo Moser. “Le ahorraron a alguien un montón de dinero y dieron un ejemplo maravilloso para todo el mundo“.

La honestidad es algo que pocos practican al encontrar cosas así en las calles. Comparte la nota para que todos aprendan sobre la lección que esta familia dio.