Una niña recién nacida se quedó con una cicatriz después de que los médicos le cortaron la cara accidentalmente.

Una bebé recién nacida quedó con una cicatriz en su pequeña cara después de que los médicos se le cortaron accidentalmente durante un parto por cesárea.

La madre, originaria de Rusia, Darya Kadochnikova, de 19 años, inicialmente había planeado un parto natural en un hospital público, pero le dijeron que una cesárea sería una opción más segura después de que su bebé supuestamente ‘cambiara de posición’ en el útero.

Fue sedada con anestesia intravenosa después de que la epidural no le funcionó porque todavía podía sentir la incisión.

Cuando se despertó, Darya quedó helada al encontrar un corte profundo en la cara de su hija. Las imágenes muestran al bebé con un corte al lado de la nariz, debajo del ojo derecho.

The young mother was 'shocked' to find a deep cut on her daughter's face after the birth

Según los medios rusos, los médicos le dijeron a la joven madre que su niña recién nacida “no debería haberse movido demasiado” durante el procedimiento.
Según los informes, la madre sufrió una fiebre alta después de la cesárea.

Se reportó que Daría se encuentra en su casa con su pequeña y feliz de que no haya pasado nada grave con su hija. Comparte esta nota para generar consciencia de este tipo de casos.