La niña sorprendió a todos, especialmente a sus padres.

La pequeña Lula, de Kingswood, Inglaterra comenzó a sorprender a sus padres Tezra Finn-Johnston, de 31 años, y Emily Derrick, de 23, casi desde que salió de la sala de maternidad.

Esto se debe a que, según la pareja, desde ese momento la pequeña ya se las estaba arreglando para sostener su propia cabeza. Poder sostener la cabeza es algo que los bebés desarrollan después de cuatro meses de vida.

“Desde que dejamos el hospital, ella comenzó a poder sostener la cabeza por unos segundos y eso no se esperaba para su edad”, informó el padre Tezra en una entrevista con el portal británico “Daly Mail”.

Cuando su hija tenía aproximadamente un mes, Tezra se sorprendió nuevamente.

“Aproximadamente después de un mes, estaba llorando un poco, así que traté de sentarla sobre mis rodillas para calmarla. Pero en lugar de sentarse, ¡se puso de rodillas y no quiso sentarse! Hizo esto unas cuantas veces más en las siguientes semanas, ¡así que traté de ponerla de pie y se quedó! ”, Informó el padre.

Ahora, a los tres meses de edad, la bebé que nació el 31 de enero ya puede pararse sola.

“Ella parece ser muy fuerte, además, mi hija no es muy pesada, nació con un peso de 2.5 kilos. Creo que unir la fuerza y ​​el hecho de ser liviana le hizo más fácil pararse”, dijo la madre Emily.

La pequeña Lula es un raro caso. Desafortunadamente, todavía no es posible saber si su logro es un récord. Esto se debe a que el récord mundial Guinness registra solo al bebé que camina a más temprana edad.

El récord actual del bebé que caminó antes pertenece a Reuben Robinson, quien caminó a los seis meses de edad.

La pequeña Lula todavía no camina, pero, ¿quién sabe dentro de un rato que no podrá dar sus pasos y batir este récord? Comparte a esta pequeña que parece que ya quiere correr.