No existe mayor alegría en el mundo que convertirse en padres. Aunque esta puede ser una tarea muy difícil, y cualquiera que diga lo contrario es porque realmente no ha vivido la paternidad o la maternidad en todo su esplendor.

Por más energía que los padres parezcan tener, un hijo la absorbe totalmente y el cansancio no se hace esperar, sin embargo, no importa que tan difícil sea cuidar o criar a los hijos, pues vale la pena y Melody lo sabe.

Facebook / Melody Jett Blackwell

En una ocasión mientras Melody descansaba un momento en su silla de oficina meciendo a su hija recién nacido, se le acercó su jefe.

Al principio fue una situación muy difícil ya que en una ocasión su jefe hizo un comentario público acerca de los bebés en el trabajo con el cual Melody no podía lidiar, pero hoy en día tiene la suerte de poder llevarla con ella.

Aunque pareciera que su jefe es el malo de esta historia la verdad es que no es así, sino todo lo contrario. En una ocasión su jefe tomó una fotografía con la aplicación de Sanpchat de Melody sosteniendo a su bebé en el trabajo, comentando que era demasiado dulce para no compartirla en redes.

Facebook / Melody Jett Blackwell

Después de que la fotografía navegó por internet llegó hasta la página de Facebook de Maryland Farms Chiropractic Facebook y desde ahí comenzó a difundirse por todas partes.

Junto a la fotografía se escribió el siguiente mensaje:

“Madres laborando. Aunque parece algo fácil, no es así, ella ayuda a su bebé a parecer dulce y adorable con estar cerca de su madre. ¿Serían tan amables de compartir esto? ¡Necesitamos más centros de trabajo que permitan a la mujer crecer aún siendo madre! Los meses como recién nacidos son bastante cortos. #WorkinMamas comparte una foto tuya con tu bebé mientras trabajas”.

Melody tenía permiso para trabajar desde casa, pero en ocasiones debía ir a la oficina para hacer cosas que no podía hacer desde su hogar. Su jefe le da la libertad de que tome tantas pausas como requiera para sí misma y para su bebé, Nora-Jo.

Facebook / Melody Jett Blackwell

“Todos sabemos que las oficinas no es un ambiente para niños y bebés, pero creo que nuestros lugares de trabajo deberían ser más flexibles de lo que han sido hasta hoy. Tal vez muchas familias le encuentran más sentido financiero que uno de los padres permanezca en casa en lugar de ir a trabajar, para que uno de los dos cheques o tal vez ambos, vayan directamente al pago de guardería”, dijo Melody.

La historia de Melody se ha convertido en un gran ejemplo para todo el mundo, para crear un lugar de trabajo adecuado y seguro, además de una red de apoyo para las madres que no tienen manera de dejar a su bebé en otro sitio o simplemente se sienten más seguras teniéndolo con ella.

La imagen de Melody con su bebé es preciosa, que fortuna que su jefe sea un sujeto capaz de comprender la situación ¿no crees?

Fuente:Newsner

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: