Lamentable pérdida

“Todo comenzó con una tos relativamente normal” comenta la madre de Julie A. de 16 años que murió de coronavirus en París.

La madre de la víctima de coronavirus más joven de Francia ha hablado de la pérdida “insoportable” de su hija de 16 años, ya que el país reportó el mayor número diario de víctimas de la pandemia.

Las autoridades francesas dijeron el jueves que 365 personas habían fallecido por COVID-19 en las últimas 24 horas, llevando el total nacional de los fallecidos en el hospital a 1,696.

La cifra no incluye a los que murieron por el virus en el hogar o en hogares de ancianos, dijo a los periodistas el alto funcionario de salud francés Jerome Salomon.

La adolescente llamada Julie A murió en París, convirtiéndose en la víctima francesa más joven de la enfermedad que con mayor frecuencia afecta a los ancianos o personas con afecciones de salud subyacentes.

“Es insoportable”, dijo la madre de la niña, Sabine, a la AFP por teléfono desde su casa en los suburbios parisinos.

Una semana antes, Julie tuvo una tos leve, pero el sábado comenzó a sentir falta de aire, dijo su madre.

Se sometió a escáneres en el hospital y a varias pruebas de COVID-19, la enfermedad que se detectó por primera vez en China a fines del año pasado y que ahora ha matado a más de 23,000 en todo el mundo y su resultado era negativo.

Su condición se deterioró y su muerte se anunció el jueves, y los funcionarios de salud enfatizaron que los casos graves son muy raros en los jóvenes.

“Desde el principio, nos dijeron que el virus no afecta a los jóvenes. Lo creíamos, como todos los demás”, dijo Sabine. Su hija no tenía problemas de salud subyacentes conocidos. Los resultados arrojaron en una segunda prueba que era portadora del virus.

Francia ha estado en cuarentena desde el 17 de marzo en un intento por frenar la propagación de la epidemia y las autoridades han advertido en repetidas ocasiones que tomará tiempo para que las medidas den frutos.

Salomon dijo que 29,155 personas habían dado positivo por el virus hasta ahora en todo el país, y agregó que el número real de casos probablemente fue mucho mayor ya que las pruebas estaban reservadas para pacientes de alto riesgo.

Dijo que 3,375 pacientes estaban actualmente en cuidados intensivos de casi 14,000 personas hospitalizadas después de infectarse.

Los datos mostraron que 42,000 personas habían sido registradas por su médico de cabecera con el coronavirus solo durante la última semana, agregó Salomon, lo que nuevamente revela que las pruebas en Francia solo han revelado una minoría de casos.

Comparte esta historia con tus seres queridos. Estar en casa es lo mejor que podemos hacer mientras la pandemia pasa y así evitar contagiarnos.

Con información de EuroNews