A la pareja de pensionistas Bobbie y Richard Watkins les gustaba ir a su restaurante de comida rápida Chick-Fil-A. Les encantaba el lugar, el ambiente y la comida. Bobbie y Richard eran visitantes asiduos e iban allí todas las semanas durante varios años.

La pareja se hizo amiga del personal del restaurante y para ellos era como una segunda casa – un lugar donde podían relajarse y disfrutar de buena comida.

Pero un día desaparecieron y el personal comenzó a preocuparse. Comenzaron su búsqueda intensiva. Después de varios meses encontraron la respuesta.

Fuente de la imagen: Lindsay Naramore McGuffey

“El personal de restaurante los conocían bien. Sabían exactamente lo que les gustaba. En fechas especiales les colocaban flores en su mesa y les invitaban a comer. Hacían todo por agradar a mis abuelos maternos”, escribe la nieta Lindsay Naramore McGuffey en Facebook.

Fuente de la imagen: Flickr

Los años pasaban y la pareja envejecía. Y llegó un momento en el que Richard tuvo un problema de salud. Y entonces la pareja desapareció del Chik-Fil-A. El personal se preocupó y se preguntó que era lo que había había ocurrido.

Fuente de la imagen Flickr

Decidieron investigar sobre su paradero. El personal solo sabía sus nombres de pila pero no sus apellidos. Así que pidieron ayuda a sus nietos que trabajaban en una escuela cercana.

Tras una intensa búsqueda por parte de parientes, amigos e incluso por parte de la Iglesia, encontraron a la pareja Watkins.

El personal estaba muy contento y se ofreció para ir a su casa y prepararles una sorpresa con comida y bebida.

Fuente de la imagen: Lindsay Naramore McGuffey

Cuando Bobbie envió una imagen a su nieta Lindsey se echó a llorar.

Fuente de la imagen: Lindsay Naramore McGuffey

Richard ahora no se encuentra bien y por lo tanto no puede ir a su restaurante favorito Chik-Fil-A , como le gustaría.

Pero el personal nunca olvidará a sus clientes favoritos. Para ellos no son clientes sino miembros de una gran familia.

Se trata de una hermosa historia con gente maravillosa que se preocupa por la gente mayor. Esto es un claro ejemplo de como debemos tratar a los jubilados en nuestra sociedad.

Comparte este artículo para que muchos puedan leer sobre esta entrañable historia.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: