La tablet explotó mientras se cargada en la corriente eléctrica.

El papá de los dos niños, Marvin Obando, originarios de Nicaragua, relató que escuchó una explosión fuerte en el cuarto de sus hijos. Lo que vio al entrar fue a uno de sus hijos protegiendo a su pequeña hermana.

Rápidamente recurrir al hospital más cercano donde el doctor confirmo que el niño llegó con quemaduras del 100% de su cuerpo, mientras que su hermanita con poco más del 90%.

Desgraciadamente, aún con el intento de protección del hermano y el esfuerzo médico, no lograron sobrevivir.

“Gracias a él, mi niña sobrevivió unas horas más, me gustaría un aplauso para mi hijo”, dijo Marvin entre lágrimas.

Las autoridades correspondientes de Nicaragua revelaron que el menor fue el primero en perder la vida y que en las horas siguientes su hermana le siguió, esto debido a una tablet que estaba siendo cargada en la cama.

La noticia del pequeño valiente recorrió rápidamente Nicaragua, lo que llevó a que su entierro acudieran bastantes personas de su comunidad.

El sacrificio de este pequeño debe ser más reconocido por más personas.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: