Aunque pareciera que el mundo está perdido con tantas terribles historias que escuchamos a diario, tenemos que reconocer que también existen historias que nos devuelven la fe en la humanidad, tal es el caso de Pia, una mujer que hizo algo grandioso por un pequeño ser que necesitaba que alguien prestara atención en él y lo rescatara.

Mientras caminaba por las calles de Buenos Aires, Argentina, Pia observó a un perrito enfermo, abandonado y cubierto de llagas por todo su cuerpo esperando la muerte, al ver como sufría, Pia supo que tenía que hacer algo al respecto.

El animal se miraba tan débil que parecía difícil que sobreviviera hasta la noche. Inmediatamente la mujer tomó al perrito y lo llevó al veterinario. Debido a que había sufrido terriblemente no respondía a ningún tratamiento.

Pero la mujer no se dio por vencida, durante las próximas 48 horas se quedó a su lado para ayudar a que comiera, bebiera y se mantuviera con vida. La fe que la mujer tenía en el animal para que siguiera con vida, funcionó. Como si fuera un milagro, al día siguiente de navidad el perrito volvió a la vida.

Después de haber vuelto a la vida, Pia decidió llamarlo Hércules, debido a que era un ser fuerte que no se dio por vencido. Después de tanto tiempo de pasar junto a Hércules, Pia decidió adoptarlo.

Actualmente el perrito luce irreconocible, su pelaje ha vuelto a crecer, está sano y luce bastante feliz junto a su nueva dueña. Gracias al amor, la fe y todo lo que hizo Pia por el pequeño Hércules, hoy disfruta de una segunda oportunidad de vida.

A continuación, te dejamos más sobre la historia de Hércules en el siguiente vídeo:

En ocasiones nos podemos encontrar con historias que nos hacen pensar que el mundo no está tan perdido como creemos.

Le deseamos mucha felicidad a este precioso perrito, ojalá hubiera más personas como Pia en el mundo ¿no crees?

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: