Por desgracia hoy en día la sociedad suele reaccionar de una manera negativa ante las madres jóvenes, incluso muchas personas ven con desprecio a esta mujer sin importarles su historia, mientras otras personas piensan que los gritos, regaños y la vergüenza ya no son la opción correcta y prefieren ayudar a estas mujeres en esta difícil situación.

Pero no cualquier madre puede presumir de un logro como Pamela Villaruelle, una mujer de la ciudad de Argentina de Leones.

Con tan sólo 17 años de edad ya ha dado a luz a siete hijos, un niño y seis niñas, por desgracia los padres de estos niños no tiene ninguna relación con Pamela y tampoco con los pequeños.

Esta chica dio a luz a su primer hijo cuando solamente tenía 14 años de edad, después de una relación muy difícil el hombre dejó a Pamela con una pequeña en brazos y finalmente este desapareció como por arte de magia.

Tiempo después Pamela dio a luz a dos pares de gemelas, después de que nacieran estos dos pares unas tras otras, el padre sólo le prometió cosas que nunca terminó por cumplir.

Cruelmente el hombre la terminó rechazando, acumulando así un fracaso amoroso más. Por si fuera poco, Pamela se embarazó por tercera vez, esta vez también de gemelas, pero lo más difícil fue que el padre (el tercero) de sus nuevos hijos también huyó apenas supo la noticia.

Afortunadamente los padres de la chica le ayudan con la crianza de los niños. Además, las autoridades no dejaron sola a esta pobre madre con sus siete hijos, le asignaron una casa grande con una parcela de tierra.

Esta madre de 17 años trabaja mucho para alimentar a sus hijos y no depender exclusivamente de la ayuda de sus padres pues estos ya son mayores. Siempre trata de buscar un futuro prometedor para sus hijos para que salgan adelante y que no carezcan de nada.

Muchas personas han ayudado a Pamela con la crianza de sus hijos a diferencia de los padres de estos, incluso muchos le envían donaciones para ella y los pequeños, algunas personas piensan que la chica es víctima de su propia negligencia e incapacidad de cuidarse por sí sola pero finalmente se está haciendo responsable de los hechos.

Sea como sea es probable que la familia de esta chica pronto crezca y necesite un lugar más grande para cuidar de sus hijos, sin embargo nosotros sólo les podemos desear una vida plena y feliz, así como mucha salud y un futuro brillante para esos pequeñines.

Es importante ser responsable de nuestros actos para no perjudicar a nadie, sobre todo a unos pequeños que lo único que merecen es ser felices. ¿Qué opinas sobre la vida de esta adolescente?

Fuente consultada: loultimo

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

ESCRIBE TU COMENTARIO: